Gorros refrigerantes

Read this page in English


Gorros refrigerantes: sombreros bien ajustados, con correa, rellenos con un gel que se enfría a una temperatura de entre 15 y 40 grados Fahrenheit (-9,4 a -4,4 ºC), que pueden ayudar a algunas mujeres a mantener algo de cabello o bastante cabello durante la quimioterapia. Debido a que estos gorros están muy fríos, contraen los vasos sanguíneos que están debajo de la piel del cuero cabelludo y reducen la cantidad del medicamento de quimioterapia que alcanza los folículos capilares. Con menor cantidad de medicamento de quimioterapia en los folículos, las probabilidades de que el cabello se caiga podrían ser menores.

Existen varias marcas de gorros refrigerantes, entre ellas Penguin Cold Caps y el sistema DigniCap System. En la mayoría de los casos, el gorro se alquila durante el tiempo que dure el tratamiento de quimioterapia. Los gorros Penguin se refrigeran en un congelador especial (el congelador de tu casa no puede darle al gorro la temperatura de enfriamiento necesaria) y luego se envían al centro de tratamiento de quimioterapia, cada uno en su empaque correspondiente. Los gorros DigniCap se conectan a una unidad de control/enfriamiento que luego refrigera el gorro a la temperatura adecuada.

En el transcurso de cada sesión de quimioterapia, usas los gorros de las siguiente manera:

  • 20 a 50 minutos antes
  • durante
  • después de cada sesión de quimioterapia (la cantidad de tiempo que debes usar el gorro después de la sesión de quimioterapia depende del tipo de quimioterapia que recibas)

Es posible que tengas que cambiarte los gorros Penguin varias veces durante el tratamiento de quimioterapia. Cada gorro se usa normalmente unos 30 minutos, se calienta y debe reemplazarse con otro gorro. El producto DigniCap System se refrigera con la unidad de control, por lo que no es necesario cambiar los gorros durante el tratamiento.

Debido a la muy baja temperatura que alcanzan los gorros, algunas mujeres sufren dolores de cabeza al usarlos. La mayoría de las mujeres sienten mucho frío, por lo que se recomienda vestirse con ropa abrigada y llevar mantas calurosas en caso de decidirse a probar los gorros refrigerantes.

A las mujeres que usan gorros refrigerantes durante la quimioterapia se les recomienda que mimen su cabello a lo largo del tratamiento:

  • no usar secador de cabello, ni rulos calientes, ni planchas para alisar el cabello
  • usar champú solo cada tres días con agua fría y un champú suave
  • no usar tinturas hasta después de los tres meses de haber realizado la quimioterapia
  • peinarse y cepillarse suavemente

El costo de usar gorros varía según el fabricante, la cantidad de sesiones de quimioterapia que tendrás que realizarte y la cantidad de meses que los usarás. Algunos usuarios han dicho que el costo de los gorros es comparable al de ordenar una peluca. Consulta con tu compañía de seguros para saber si el costo del alquiler de los gorros está cubierto.

Es importante saber que a algunos médicos les preocupa que los gorros puedan evitar que los medicamentos quimioterapéuticos alcancen las células cancerígenas que pudieran estar en el cuero cabelludo. En varios estudios en curso en los Estados Unidos se están analizando la seguridad y la eficacia de los gorros. Hasta este momento, ninguno de los gorros ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos.

También es importante saber que los gorros refrigerantes no son eficaces en todos los casos. En dos pequeños estudios europeos, se determinó que los gorros refrigerantes fueron eficaces para alrededor del 50 % de las mujeres que los usaron. Las mujeres que recibieron tratamiento de quimioterapia con antraciclinas tuvieron mejores resultados con los gorros refrigerantes que las que recibieron el tratamiento solo con taxanos.

Adriamicina (nombre genérico: doxorrubicina), Ellence (nombre genérico: epirrubicina) y daunorrubicina son antraciclinas.

Taxol (nombre genérico: paclitaxel), Taxotere (nombre genérico: docetaxel) y Abraxane (nombre genérico: paclitaxel unido a albúmina) son taxanos.

Las mujeres que recibieron ambos, antraciclinas y taxanos en sus tratamientos de quimioterapia (quimioterapia combinada) parecen haber tenido los peores resultados con los gorros refrigerantes, a pesar de que algunas de ellas todavía conservan algo de cabello.

Si estás interesada en probar los gorros refrigerantes, consulta a tu médico sobre todos los factores que se deben tener en cuenta, incluido tu tratamiento de quimioterapia y cualquier otro problema de salud que puedas tener.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio