Cómo hablar con otros parientes y amigos

Read this page in English


Al igual que la mayoría de las personas, es probable que tengas parientes cercanos y amigos a quienes visitas y con quienes hablas asiduamente, así como un círculo más amplio de conocidos con quienes tienes contacto ocasionalmente. Tienes derecho a decidir a quiénes deseas contarles acerca de tu diagnóstico y cómo deseas revelar la información. Como mínimo, es importante que les cuentes a las personas que están más cerca de ti, porque son los que tienen mayores probabilidades de darte apoyo emocional y práctico.

  • También decide a quiénes deseas contárselo personalmente y planifica la conversación con antelación. Es posible que existan determinadas personas en tu vida (padres, hermanos y amigos íntimos, por ejemplo) a quienes desearás darles la información de manera directa. Decide si deseas darles la noticia personalmente (si es posible) o por teléfono. Dedica un momento a planificar la conversación con anticipación. Algunos parientes y amigos pueden impresionarse o reaccionar con sorpresa, hasta con consternación. Puede ser útil para todos que te centres en los datos tal como los conoces y en el plan del tratamiento que recibirás. Piensa en qué quieres decir y cómo deseas decirlo.
  • Prepárate para aceptar y pedir ayuda. Ante un diagnóstico de cáncer, los amigos y familiares a menudo responden con la pregunta "¿Hay algo que pueda hacer para ayudar?". Prepárate para responder esa pregunta con algunas sugerencias específicas. Puedes pedirles que cuiden a los niños algunas horas, que te ayuden con los mandados, con una o dos comidas caseras congeladas (siempre en recipientes desechables para que no tengas que preocuparte por devolver la vajilla) o algún otro favor. Trata de prever qué puedes necesitar y haz una lista de tareas que puedas asignar.
  • Diles a tus seres queridos cómo les irás dando noticias sobre tu situación. Es posible que no desees llamar a familiares y amigos personalmente ni quieras tener que atender llamadas telefónicas cuando estás en medio del tratamiento. Piensa en designar a una o dos personas de contacto, para que informen a los demás. Si tienes un círculo de contactos especialmente grande o se encuentran lejos, también puedes usar el correo electrónico o Internet para publicar las noticias. Hay numerosos servicios gratuitos como CarePages (en inglés) y CaringBridge (en inglés) que hacen más fácil para ti y tu ser querido crear un sitio web donde puedas publicar información, y donde tus amigos y familiares puedan escribirte mensajes.
  • Si es necesario, establece límites para la comunicación. Puedes sentirte abrumada con llamadas y visitas de familiares y amigos que desean saber cómo estás. Si esto ocurre, puedes tomar nota de las llamadas y devolverlas durante el fin de semana, o pedirle a un pariente de confianza que las responda. También puedes limitar las visitas a uno o dos días o tardes por semana. Podrías pedirle a un amigo o pariente que organice la red de personas que deseen ayudar.
  • Comprende que es posible que los familiares y amigos no respondan como deseas que lo hagan. Prepárate para el hecho de que algunas personas puedan decir o hacer algo incorrecto, no por falta de consideración, sino simplemente porque no saben cómo responder. Es posible que busquen las razones por las que tienes un diagnóstico de cáncer de mama, como factores de alimentación, ejercicio o estilo de vida. Pueden decirte frases conocidas como "Tienes que ser fuerte", "Sé positiva" o "Si hay alguien que puede manejar esto, eres tú". También es posible que deseen contarte relatos sobre otras personas que conocen y que tuvieron diagnóstico de cáncer de mama. Otros tratarán de evitarte totalmente, porque no saben qué hacer o decir. Trata de no tomar ninguna de estas circunstancias como algo personal. En cambio, presta atención a los familiares y amigos que pueden darte el apoyo que necesitas.
  • Recuerda que tú decides a quiénes deseas darles información. Si bien es importante que les cuentes a tus familiares y amigos más cercanos, y a las personas directamente afectadas, puedes decidir si les informarás o no a otras personas. Para algunas personas es útil mantener algunos espacios "libres de cáncer" en sus vidas, simplemente para no tener que responder siempre las preguntas acerca de cómo están o cómo se sienten.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio