Ejercicio

Read this page in English


Hacer ejercicio regularmente es importante para estar lo más saludable posible. Cada vez más investigaciones demuestran que hacer ejercicio puede disminuir el riesgo de repetición (recurrencia) del cáncer de mama si te lo diagnosticaron antes, además de reducir el riesgo de tener cáncer de mama en primer lugar.

Quienes visitan Breastcancer.org conocen la importancia de hacer ejercicio. Según la encuesta que hicimos en octubre y noviembre de 2011, el 70 % de las personas que respondieron hacían ejercicio regularmente y el 23 % lo hacían con menos frecuencia. No obstante, ¡hacían ejercicio!

En una mesa redonda convocada por el Colegio Americano de Medicina Deportiva en 2010 se analizaron los estudios disponibles y se concluyó que hacer ejercicio no es riesgoso durante los tratamientos del cáncer de mama y después de ellos (siempre que se tomen las precauciones necesarias y se hagan con baja intensidad) y que mejora el funcionamiento físico, la calidad de vida y la fatiga relacionada con el cáncer. También se ha comprobado que hacer ejercicio puede ayudar a las sobrevivientes del cáncer de mama a vivir una vida más larga y más activa.

En esta sección puedes leer material sobre los beneficios del ejercicio para las personas con diagnóstico de cáncer de mama, los tipos de ejercicios y cuándo podrás hacer ejercicio, tanto durante el tratamiento como después de este.

¿Por qué hacer ejercicio?
Hacer ejercicio puede disminuir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama y ayudarte a mantener un peso saludable, aliviar los efectos secundarios del tratamiento, aumentar la energía y mucho más. Lee sobre las distintas formas en que te beneficiará hacer ejercicio.
Hacer ejercicio sin riesgo
Aprende en estos nueve pasos cómo comenzar a hacer ejercicio sin riesgo.
Cómo buscar un entrenador para ejercicios físicos
Si piensas hacer entrenamiento de fuerza, sería conveniente que lo hicieras con un entrenador o un terapeuta diplomado que tenga experiencia en trabajar con sobrevivientes del cáncer de mama. Infórmate sobre cómo buscar un entrenador en tu zona y las preguntas que debes hacerle antes de firmar un contrato.
Tipos de ejercicios
Lee sobre los tres tipos de ejercicios: aeróbicos, de fuerza y resistencia, y de flexibilidad, y aprende por qué necesitas cada uno. También hay información sobre la intensidad de estos ejercicios y cómo medirla.
El ejercicio durante el tratamiento y después de este
Las investigaciones indican que no conlleva riegos hacer ejercicio durante todos los tipos de tratamiento del cáncer de mama, siempre que se tomen ciertas precauciones y se hagan con baja intensidad. Infórmate sobre lo que puedes hacer, y cuándo y cómo mantener tu rutina de ejercicios.
Cómo mantener una rutina de ejercicios
Cuando pase el entusiasmo inicial, usa estos consejos que otras mujeres y los expertos recomiendan para mantener la rutina.
Guía de recursos para hacer ejercicio 
Mira la lista de enlaces a sitios web que ofrecen información sobre ejercicios para sobrevivientes del cáncer de mama, incluidos los de precalentamiento y estiramiento.
Testimonios sobre hacer ejercicio
Lee qué motiva a otras mujeres diagnosticadas con cáncer de mama a mantener sus planes de ejercicios, los consejos que siguen para mantenerse en movimiento incluso cuando no lo desean y los movimientos que las mantienen entusiasmadas y en forma.

Los expertos en ejercicios son:

Linda T. Miller, fisioterapeuta, doctora en fisioterapia y terapeuta diplomada en linfedema, directora clínica del Breast Cancer Physical Therapy Center, LTD. La doctora Miller se especializa en el tratamiento de complicaciones postoperatorias de la cirugía de cáncer de mama, incluido el linfedema, y también dirige Recovery in Motion, LTD., red de instituciones que usan el programa de educación y tratamiento de la doctora Miller, Recovery in Motion, para la rehabilitación posterior al cáncer de mama. Linda imparte enseñanza en programas de educación continua en toda la nación y ha publicado diversos artículos sobre la rehabilitación postoperatoria del cáncer de mama y sobre el linfedema relacionado con el cáncer de mama.

Nancy J. Roberge, fisioterapeuta, doctora en fisioterapia y Máster en Educación, Directora legislativa de la Sección de Oncología de la Asociación Americana de Fisioterapia. La doctora Roberge es directora de Chestnut Hill Physical Therapy y su trabajo se centra en ayudar a la mujer a lograr la máxima calidad de vida posible en su paso por el diagnóstico del cáncer de mama, la recuperación y el tiempo posterior. Preparó un curso de dos días sobre la rehabilitación integral del cáncer de mama e imparte enseñanza a nivel nacional e internacional.

Cathy Bryan, máster en Educación, con diploma de entrenadora personal especializada en cáncer y ejercicio físico, otorgado por el Colegio Americano de Medicina Deportiva. Cathy tiene más de 20 años de experiencia como entrenadora de personas con diagnóstico de cáncer de mama y otras enfermedades, e integró el equipo de autores del estudio PAL, realizado para investigar los efectos del entrenamiento de fuerza en las sobrevivientes del cáncer de mama.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio