Tratamiento del cáncer de mama durante el embarazo

Read this page in English


Debido a que el cáncer de mama durante el embarazo es relativamente poco frecuente, solo se han realizado estudios menores sobre el tratamiento en esa situación. De todas formas, es muy importante que las mujeres embarazadas reciban una asistencia excelente para el cáncer de mama. Para garantizar que esto ocurra, la Red Nacional Integral del Cáncer (NCCN, por sus siglas en inglés), un grupo de 19 instituciones de Estados Unidos líderes en materia de cáncer, elaboraron pautas para tratar el cáncer de mama durante el embarazo. Cientos de instituciones de todo el mundo utilizan estas pautas.

Las pautas de tratamiento son diferentes para cada etapa del embarazo, para que la madre y el bebé reciban la mejor asistencia posible.

Primer trimestre: si has estado embarazada durante tres meses o menos, estas pautas analizan la posibilidad de interrumpir el embarazo. Estas pautas no indican que debas interrumpir el embarazo porque te diagnosticaron cáncer de mama, pero es una de las alternativas disponibles para ti y es importante que consideres todas las opciones al tomar una decisión.

En los primeros tres meses, si decides continuar con el embarazo, el siguiente paso es realizar una mastectomía con disección de ganglios linfáticos axilares. Se recomienda la mastectomía antes que la lumpectomía y la radiación en esta etapa del embarazo. Esto se debe a que la radiación no es segura durante el embarazo. (En mujeres que no están embarazadas, la lumpectomía junto con la radiación pueden ser tan eficaces como la mastectomía para quienes califican para dicha intervención). Tras la cirugía, las pautas recomiendan comenzar con quimioterapia en el segundo trimestre. La quimioterapia no debe realizarse en el primer trimestre. Es importante tener en cuenta que si es necesario un tratamiento de radiación y terapia hormonal, se deberá esperar hasta que nazca el bebé.

Segundo trimestre: si se detecta cáncer de mama durante el segundo trimestre del embarazo, las pautas recomiendan mastectomía o lumpectomía con disección de ganglios linfáticos axilares. La quimioterapia puede comenzar antes de la cirugía. Si tú y tu médico optan por la lumpectomía, se realizará la radioterapia o la hormonoterapia que sea necesaria después de que nazca el bebé.

Tercer trimestre: las pautas recomiendan que si te diagnostican cáncer de mama durante el tercer trimestre, te hagan una mastectomía o lumpectomía con disección de ganglios linfáticos axilares. La quimioterapia puede utilizarse de forma segura, si es necesario. La radioterapia o la hormonoterapia, de ser necesaria, se administra después de que nazca el bebé.

Las pautas indican que la mayoría de las mujeres embarazadas diagnosticadas con cáncer de mama han tenido tratamiento sin riesgo mediante combinaciones de medicamentos de quimioterapia: Adriamicina (nombre genérico: doxorrubicina), Cytoxan (nombre genérico: ciclofosfamida) y fluorouracilo. Estas pautas no mencionan los taxanos: Taxol (nombre genérico: paclitaxel), Abraxane (nombre genérico: paclitaxel unido a albúmina) o Taxotere (nombre genérico: docetaxel). Algunos estudios menores indican que los taxanos podrían usarse de forma segura durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Las pautas tampoco mencionan las terapias dirigidas: Herceptin (nombre genérico: trastuzumab), Tykerb (nombre genérico: lapatinib) y Avastin (nombre genérico: bevacizumab). En estudios menores se llegó a la conclusión de que las terapias dirigidas constituyen un riesgo para el embarazo y deben evitarse.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio