Formas convencionales de luchar contra las infecciones y el cáncer

Read this page in English


Factores de crecimiento

Los medicamentos llamados "factores de crecimiento" ayudan a estimular el crecimiento de tus células sanguíneas. Neupogen (nombre genérico: filgrastim) puede aumentar tu recuento de células inmunitarias y Procrit (nombre genérico: epoetina alfa), Epogen (nombre genérico: epoetina alfa) o Aranesp (nombre genérico: darbepoetina alfa) pueden incrementar tu recuento de glóbulos rojos.

Vacuna contra la gripe

La gripe llega a la mayor parte de los Estados Unidos durante los meses del invierno y las vacunas contra la gripe suelen estar disponibles varios meses antes de esa temporada. Es particularmente importante que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama se vacunen contra la gripe.

¿Qué es una vacuna contra la gripe?

La vacuna contra la gripe o vacuna contra la influenza es una mezcla de virus muertos de la gripe que prepara al sistema inmunitario para luchar contra el virus real si ingresa al cuerpo. Es como darle a un perro de rescate un zapato para que lo huela, recuerde el olor y pueda encontrar al dueño del zapato. El sistema inmunitario recuerda los virus de la vacuna contra la gripe y está listo para atacarlos si alguno aparece en tu cuerpo. Los virus se destruyen con rapidez, antes de que sientas algún síntoma.

Vacunarte no te garantiza que no tendrás gripe, pero sí significa que tendrás una posibilidad mucho menor de enfermarte.

¿Por qué la vacuna contra la gripe es importante para las mujeres afectadas por el cáncer de mama?

Un error muy común es pensar que vacunarse contra la gripe puede ser perjudicial si tu sistema inmunitario está debilitado por una enfermedad o un tratamiento. Vacunarse contra la gripe es particularmente importante para las personas que tienen un sistema inmunitario débil porque son quienes están más vulnerables si finalmente contraen la gripe. Estas personas son los bebés, los ancianos, las personas alérgicas y las que tienen afecciones crónicas o graves.

¿Cuándo debes vacunarte contra la gripe?

Intenta vacunarte contra la gripe dos meses antes del momento en que la gripe generalmente llega a tu zona. Algunas áreas resultan afectadas antes que otras. Muchas son afectadas en enero y febrero, así que el mejor momento para vacunarte es noviembre o diciembre. Pregúntale a tu médico cuándo es el momento recomendado para tu área.

Las personas que están recibiendo quimioterapia pueden vacunarse contra la gripe en cualquier momento. Sin embargo, tu médico podría aconsejarte que esperes y te vacunes cuando tu recuento de leucocitos esté en un punto alto, generalmente un día antes de la siguiente dosis de tratamiento. Esto se debe a dos razones:

  • mientras mayor sea tu recuento de leucocitos, más eficaz será la vacuna. Un recuento bajo es como un perro de rescate con un sentido del olfato débil. Mientras más débil sea su sentido del olfato, menos posibilidades tendrá de reconocer al dueño del zapato. Tu sistema inmunitario podrá luchar mejor contra la gripe si tiene más células inmunitarias cerca para "oler" los virus de la vacuna.
  • Algunos efectos secundarios de la vacuna contra la gripe pueden confundirse con una infección. La quimioterapia reduce tu recuento de leucocitos Cuando tu recuento se ubica en el punto más bajo, tu riesgo de infección está en su punto más alto. Durante el tratamiento, tu médico controla con atención la aparición de signos de infección, como por ejemplo, fiebre, pero la vacuna contra la gripe también puede causar fiebre. Si te da fiebre mientras tu recuento es bajo, tu médico tiene que tratar la infección, posiblemente con una hospitalización, pruebas y tratamiento con antibióticos innecesarios. Seguramente tu médico no querrá generar esta confusión cuando tu riesgo de infección es mayor.

Si tu recuento es crónicamente bajo, en general puedes recibir la vacuna contra la gripe en cualquier momento.

Pregúntale a tu médico cuándo es el mejor momento para que TÚ recibas la vacuna contra la gripe. Y asegúrate de obtener el visto bueno de tus oncólogos primero.

¿Quién debería colocarte la vacuna contra la gripe?

Cualquier profesional médico calificado puede aplicar la vacuna contra la gripe. Sin embargo, algunos planes de seguro cubren la vacuna contra la gripe solo si la recibes de tu médico de cabecera. Averigua qué cubre tu póliza antes de decidir dónde pedir que te la apliquen.

¿La vacuna contra la gripe tiene efectos secundarios?

En la mayoría de las personas la vacuna contra la gripe no produce reacciones. Los virus de la vacuna están muertos, por lo que no puedes enfermarte de gripe por ella.

En algunas personas, la vacuna contra la gripe puede causar algunos efectos secundarios leves, como dolor, enrojecimiento o inflamación donde se aplicó la vacuna, fiebre y molestias.

Estos síntomas leves suelen presentarse poco tiempo después de la aplicación de la vacuna y duran uno o dos días.

Como con cualquier medicamento, la vacuna contra la gripe puede generar una reacción alérgica grave, pero los riesgos de que esto ocurra son pequeños. Si tienes problemas poco comunes entre unos minutos y unas horas después de recibir la vacuna, como fiebre alta, dificultad para respirar, urticaria, debilidad o mareos, llama a tu médico de inmediato.

Para saber más sobre las vacunas contra la gripe, puedes descargar información del sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Vacuna contra la neumonía (vacuna antineumocócica)

¿Qué es la vacuna antineumocócica?

La neumonía, una infección bacterial de los pulmones, es una complicación común de la gripe. Además de una vacuna contra la gripe cada otoño, es buena idea aplicarse una vacuna antineumocócica una vez en la vida.

¿Por qué debo tener la vacuna antineumocócica?

  • La vacuna protege contra casi todas las bacterias que causan neumonía.
  • Es segura.
  • Está cubierta por Medicare.
  • La mayoría de las personas solo necesitan una vacuna para estar protegidas por el resto de su vida.

¿Quiénes deben recibir la vacuna antineumocócica?

  • personas de 65 años o más
  • personas que tienen una enfermedad crónica como cáncer de mama en estadio avanzado, afecciones cardíacas o pulmonares o diabetes
  • personas cuyo sistema inmunitario está débil a causa de enfermedades o efectos de la quimioterapia
  • residentes de asilos de ancianos y otros centros de atención a largo plazo
  • nativos de Alaska y ciertas poblaciones indias estadounidenses

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna antineumocócica?

No puedes contraer neumonía por la vacuna. Sin embargo, algunas personas pueden sentir efectos secundarios leves tales como inflamación y dolor en el lugar donde se aplicó la vacuna. Algunas personas pueden tener fiebre o dolores musculares.

Puedes obtener más información sobre la vacuna antineumocócica en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del gobierno de los Estados Unidos o en MetaStar (en inglés), una organización sin fines de lucro dedicada al mejoramiento de la calidad de la atención de la salud.

ALERTA POR ALERGIA AL HUEVO:

El virus de la vacuna contra la gripe se desarrolla en productos derivados del huevo. Si eres alérgica al huevo, pregúntale al médico si es conveniente que recibas la vacuna.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio