¿Por qué el sistema inmunitario no detiene el cáncer de mama?

Tu sistema inmunitario tiene la función de reconocer y destruir (o, por lo menos, mantener bajo control) todos los materiales externos que te podrían causar daño. A primera vista, las células cancerígenas son claramente materiales externos. Si recibes un diagnóstico de cáncer de mama, quizás quieras entender por qué tu sistema inmunitario no detuvo el cáncer. Hasta podrías preguntarte si tu sistema inmunitario es débil.

Sin embargo, el cáncer de mama no es un signo de que tu sistema inmunitario sea débil. Existen dos factores importantes que ayudan a las células cancerígenas a escapar de la respuesta inmunitaria:

  • Una célula de cáncer de mama, al inicio, es una célula normal y saludable. Un crecimiento canceroso es una agrupación de células que antes fueron normales y saludables. Las células precancerosas, e incluso las células de cáncer de mama en estado temprano, no se diferencian mucho en apariencia de las células normales. No son cuerpos que anuncian ser “extraños” en la manera en que lo hacen las bacterias, los virus y otros materiales externos, lo que complica las cosas para el sistema inmunitario. Sin embargo, mientras las células se transforman en cáncer, liberan proteínas que el sistema inmunitario puede reconocer como antígenos. Las células inmunitarias, como las células T y las células citotóxicas naturales, a menudo responden e interrumpen el proceso antes de que se desarrolle el cáncer propiamente dicho.
  • Durante el proceso de desarrollo del cáncer, las células cancerígenas desarrollan la capacidad de evitar el sistema inmunitario. El cáncer de mama no aparece de la noche a la mañana, se desarrolla durante un periodo de tiempo. A medida que las células pasan por las etapas que las convertirán en células cancerígenas propiamente dichas, continúan mutando (o cambiando) su información genética. Algunas de estas mutaciones les permiten evitar ser detectadas por el sistema inmunitario. Otras les permiten incrementar su ritmo de crecimiento y multiplicarse mucho más rápidamente que las células normales. Este proceso satura el sistema inmunitario y permite que el cáncer de mama crezca sin control.

Se están desarrollando tratamientos para el cáncer de mama y otros tipos de cáncer en los que sea posible utilizar la respuesta inmunitaria para ayudar al cuerpo a reconocer y atacar mejor las células cancerígenas. Estos tratamientos se denominan inmunotratamientos o tratamientos biológicos. Puedes obtener más información en Cómo usar la respuesta inmunitaria para tratar el cáncer de mama.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio