Tú y tu pareja

Read this page in English


¿Qué es lo que más les preocupa a las parejas de las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama? A pesar de lo que puedas imaginar o temer, los estudios demuestran que la respuesta es simplemente la siguiente: que su ser querido esté con vida y se sienta bien. En comparación con esto, la pérdida o alteración de una mama casi no tiene importancia. Una opinión muy común es la siguiente: "No me importa qué te quitarán, siempre que pueda ver tu rostro". La mayoría de las parejas comprensivas (tanto hombres como mujeres) consideran que sus amantes tienen muchas partes para amar y que son más que la suma de esas partes.

Nadie puede garantizar que no habrá altibajos. Mientras tú estás preocupada porque te sientes menos atractiva, tu pareja también siente preocupación, ansiedad e incluso culpa, y se pregunta: "¿Puedo haber sido el responsable? ¿Puedo haber contribuido de alguna manera al cáncer? ¿Seré radiactivo si la toco, si toco su mama? ¿Es contagioso el tipo de cáncer que se le diagnosticó?" Y (quizás con sentimiento de culpa), "¿Cuándo podré preocuparme por mí mismo, para variar?"

Puede ser muy duro para ti llegar a comprender tus necesidades y preocupaciones, y más aun contárselas a tu pareja. No quieres restarle importancia a lo que ya ha hecho tu pareja por ti, por lo que debes expresar tus pedidos de la manera más cuidadosa y positiva posible: "Has trabajado tanto, has hecho tantas cosas por mí; fue una ayuda enorme, pero lo que realmente necesito en este momento es estar cerca de ti y contarte qué es lo que me hace sentir nerviosa y ansiosa. Necesito que me escuches y quizás solo que me abraces".

La comunicación es la clave

La comunicación, es decir hablarse y escucharse mutuamente, es la base de cualquier relación íntima, pero la mayoría de las personas no tienen idea de cómo hablar de algo tan importante como el cáncer. A continuación te mostramos algunos consejos para prepararte:

  • Encuentra algún momento. De cualquier modo, la mayoría de las parejas pasan muy poco tiempo juntas. Un diagnóstico de cáncer de mama solo agrega más distracciones. Incluso cuando se logra entablar un diálogo, hay tantas interrupciones que la conversación puede desvirtuarse por completo. Programa algo de tiempo en un lugar tranquilo donde sepas que no los interrumpirán.
  • Empieza de alguna manera. Comienza a hablar de algo agradable y llevadero, como los planes para las vacaciones, incluso el clima. Una vez que ya estén hablando, puedes llevar la conversación hacia otro tema, como tus miedos, tus preocupaciones, de qué manera te ha cambiado la enfermedad y la importancia que tiene tu relación.
  • Habla, habla, habla. Aunque tu pareja no acostumbre hablar mucho, no significa que no te escuche. Es posible que debas hablar tú sola casi todo el tiempo, pero, aunque no lo creas, lo que estás diciendo SÍ será escuchado y comprendido. Detente cada tanto para recibir alguna reacción. El contacto visual y el tacto pueden darle mayor significado y énfasis a tus palabras.
  • Tranquiliza a tu pareja. Tu pareja puede sentir que ya has tenido suficientes problemas como para escuchar los miedos y las preocupaciones de otra persona. Haz que comprenda que DESEAS escuchar cómo se siente y que los dos están juntos en esta situación.
  • Incorpora a otra persona. Si ambos tienen problemas para comunicarse, una consulta con un terapeuta puede ayudar a resolver la situación.
  • Exprésate por escrito. A veces es mucho más fácil escribir cómo te sientes en una carta o en una anotación en un diario que decirlo cara a cara.

El cáncer de mama no es bueno para las relaciones, pero las buenas relaciones se pueden fortalecer si comparten los problemas. Es posible que tu pareja tenga dudas y que extrañe la persona que eras antes y se lamente por eso, como probablemente lo hagas tú. Pero eso no significa que esté preparada para cambiarte por otra. "Mi marido me daba su apoyo cuando yo lloraba y gritaba, y me abrazaba cuando yo dejaba que se acercara lo suficiente", contaba Debra. "Nuestro matrimonio está mejor ahora que antes".

¿Debes seguir con esta relación?

Si te ves a ti misma como una mercancía estropeada, es probable que des por sentado que tu pareja se siente de la misma manera, pero esto simplemente no es un hecho.

Una consecuencia de sentirse menos apta para recibir amor es el miedo a ser abandonada. Es verdad que en algunos casos un hombre ve el cuerpo cambiado de su pareja como un reflejo personal de su valor y solo quiere huir. Otras parejas simplemente se desmoronan psicológicamente por el estrés.

A pesar de esto, en general, después de un diagnóstico de cáncer de mama, tantas mujeres dejan a su marido como maridos dejan a sus mujeres. No desean perder el tiempo en un matrimonio frustrante e infeliz.

Los matrimonios con problemas no necesariamente deben desmoronarse, sea por el cáncer de mama o no. Los índices de divorcio no son más altos entre las parejas en las que una mujer ha tenido cáncer de mama. A veces el impacto que produce un diagnóstico de cáncer lleva a las parejas que tienen una relación dificultosa a pensar en el origen de su problema y buscar asesoría.

O puedes ser TÚ quien responda de manera imprevisible. Una mujer muy independiente se convirtió en una persona abrumada, insegura y muy dependiente cuando se le diagnosticó cáncer de mama. Esta nueva "debilidad" la destruyó por completo y su matrimonio atravesó un momento complicado hasta que ella volvió a ser casi la misma persona de siempre.

Conversar, contarse las cosas, apoyarse mutuamente

Sería bueno tener una pareja que te comprendiera y te ayudara a sentirte mejor, mientras tú trabajas para recuperar la confianza anterior, pero tal vez esto no sea realista. Tu pareja está probablemente sufriendo también y quizás sea menos capaz de expresar ese sentimiento que tú, con lo que ambos tienen todas estas emociones escondidas en algún lugar muy profundo dentro de cada uno.

Ginny no podía comprender el silencio de su marido. "¿Qué te sucede? ¿Por qué no hablas conmigo sobre lo que te pasa? ¡Me diagnosticaron CÁNCER! ¡Puedo morirme! ¡Di ALGO!" Ginny sentía como si le gritara a una pared de piedra.

El cáncer de mama se ha vuelto algo tan común que la mayoría de los hombres tienen a alguien cercano a su vida que ha sufrido la enfermedad. No hay manera de predecir cómo reaccionarán todos los hombres, pero no hay dudas de que muchos de ellos son comprensivos y están preparados para continuar con la relación.

Es posible que a las mujeres les sea más fácil hablar entre ellas y que las parejas lesbianas sean particularmente sensibles y comprensivas. Sin embargo, también es cierto que una mujer puede sentirse particularmente vulnerable y personalmente amenazada si a su pareja se le diagnosticó cáncer de mama, debido a que es consciente de que a ella también se le puede diagnosticar esta enfermedad.

Experiencia personal

Vicky Cosgrove estuvo casada por casi 20 años y tenía cuatro hijos, de entre 6 y 17 años, cuando en febrero del año 2000 le diagnosticaron cáncer de mama. En los años en que tuvo que someterse a una mastectomía bilateral y reconstrucción, quimioterapia y radiación, y además empezó a tomar tamoxifeno, cuenta que la vida íntima con su marido nunca había sido mejor. "Quizás se relaciona con el sentimiento de que no debemos perder el tiempo, quizás es porque siento que él está aún más en sintonía con mis necesidades", cuenta Vicky. "Pero se ha convertido en una persona mucho más bondadosa".

Kutluk Oktay, M.D.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio