Soluciones para la pérdida de la libido: excitación

Read this page in English


Antes de intentar tener relaciones sexuales, es importante sentirse cómodo y relajado, y luego excitado. Algunos terapeutas aconsejan que las parejas aprendan a concentrarse en la comodidad y en las actividades preliminares al sexo, y postergar las relaciones íntimas para más adelante. De este modo, pueden crear un patrón satisfactorio de estimulación erótica previa, especialmente de los genitales, como parte de su repertorio sexual.

La actividad de estimulación erótica previa al sexo es un factor fundamental para que la mujer se excite, en particular para las mujeres a quienes las relaciones sexuales les resultan dolorosas. La vagina produce lubricantes naturales y la pared vaginal se relaja, se dilata y se estira, lo que permite una penetración menos dolorosa y más placentera. Después de que se producen estos cambios, la mujer está lista para el acto sexual, así como lo está el hombre cuando tiene una erección.

El Viagra puede tener ciertos beneficios para las mujeres con dificultades para lograr la excitación sexual. En sentido estricto, el Viagra no es un afrodisíaco, pero puede ayudar con el equivalente femenino a la erección del hombre, enviando sangre al clítoris, a la vulva y a la vagina. Esto puede hacer que el sexo sea más cómodo y placentero. (Si ya tienes orgasmos, es poco probable que logres tener orgasmos más intensos). Dentro de unos años deberíamos tener los resultados de varios estudios que observan el valor que tiene el Viagra para las mujeres.

Los investigadores también estudian si es posible que un parche de testosterona, conocido como Intrinsa, aumente el deseo sexual en las mujeres. En las investigaciones preliminares se han presentado algunos resultados exitosos, pero es necesario realizar más investigaciones a fin de garantizar que el aumento de testosterona que produce el parche no esté vinculado a un mayor riesgo de tener cáncer de mama.

Si la libido baja es un problema para ti, consulta a tu médico. Juntos pueden decidir si los medicamentos son los adecuados para ti.

Si no te sientes particularmente atractiva o sexy, es posible que tu capacidad para excitarte se encuentre inhibida o que desees sacarte el sexo de de encima cuanto antes. Una manera de superar este problema es imaginarte a ti misma como lo que te habría gustado ser, quizás como alguna glamorosa estrella de cine o una heroína de una novela romántica. Las excitaciones mentales pueden ser tan útiles como las físicas.

La excitación también puede comenzar y aumentar con películas, arte erótico y aparatos sexuales. Algunas parejas bastante conservadoras obtienen resultados positivos de estas fuentes. Además de las revistas que se guardan en estantes difíciles de alcanzar, existen manuales instructivos acerca del sexo, que son muy respetables. Lonnie Barbach tiene un video, Cabin Fever, creado especialmente para estas necesidades: románticas, de amor, femeninas. Su libro Erotic Interlude ha ayudado a muchas pacientes.

En qué estás pensando

Es importante prestar especial atención a lo que pasa por tu cabeza durante el acto sexual. ¿Recurres a una fantasía erótica para ponerte a tono o estás preocupada por el dolor o las cuentas que tienes que pagar? Cambia los canales en la cabeza; deja de ver "Arregla tu casa" y mira "Pasión en las olas".

Lleva un diario de tus estados de ánimo durante el día. ¿Cuándo te sientes con más energía? ¿Cuándo decaes o te pones de mal humor? ¿Cuándo piensas en sexo? ¿Puedes detectar un patrón, predecir en qué momento considerarías más oportuno pasar un rato entre las sábanas? ¿Qué tal un escape de una hora del cóctel? ¿O coquetear temprano en la mañana? Si la luz del día te inhibe, cierra las cortinas.

No cuentes con unas vacaciones exóticas para reiniciar tu vida sexual. "No se me ocurre otra manera más rápida de arruinar unas vacaciones", dice la Dra. Leslie Schover. Sácate la presión y tómatelo con calma. Según la Dra. Schover, es mejor pensar en términos de minivacaciones, descansos cortos de tu rutina habitual, "como cerrar la puerta de la habitación un par de horas antes de lo habitual y colgar un cartel de No molestar en la puerta".

Si no te sientes excitada, tu pareja se sentirá al menos responsable de ello de alguna manera, lo que afectará a su rendimiento. Las parejas pueden sentirse más perturbadas por la disminución de la sensibilidad de la mujer que por la ausencia o la alteración de una mama.

Libros que quizás puedan ayudarte:

Para comprar artículos y obtener información sobre sexo, prueba en las siguientes páginas:

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio