Mujeres solteras: cómo encontrar el camino

Read this page in English


Linda Dackman tenía 34 años cuando se sometió a una mastectomía. No tenía forma de encontrar ayuda como mujer soltera en busca de una relación, y tenía la necesidad de saber cuándo y cómo contarles a otros sobre su mastectomía y su enfermedad. Escribió el libro Up Front: Sex and the Post-Mastectomy Woman, un relato personal de cómo sobrellevó estos problemas (lamentablemente está agotado, pero vale la pena buscarlo en una biblioteca o en una tienda de libros usados).

Cada vez que conocía a alguien, Linda tenía que luchar con la incertidumbre de cuándo y cómo debía comunicarle la situación y después, de cómo comportarse en situaciones íntimas. Al principio, soltaba su historia casi de inmediato, con lo que se asustaba a sí misma y asustaba a su acompañante. Poco a poco, llegó a un punto donde era capaz de esperar hasta la tercera o cuarta cita, para hablar de ello sin que su acompañante ni ella misma se sintieran molestos. También aprendió a protegerse durante la fase inicial de una relación sexual, mediante el uso de una prenda de seda que le cubriera la zona, hasta lograr gradualmente la exposición total.

Renee le contó a Burt su historia de cáncer en la primera cita, incluso le mencionó las pocas posibilidades que tenía de tener hijos. Se casaron diez meses después. "Trabajé con él para buscarle una solución a mis miedos y estos desaparecieron de mi cabeza cuando tuvimos relaciones sexuales. La lencería sexy me ayudó a sentirme segura y atractiva", cuenta.

No permitas que el cáncer de mama defina quién eres. No es necesario que lleves colgado un cartel que diga "He tenido cáncer de mama" ni necesitas contarlo hasta que estés lista y sientas que tienes cierto interés en una relación. A continuación te damos algunas recomendaciones sobre cómo facilitar tu regreso al mundo de las citas románticas después de tu diagnóstico y tratamiento:

  • Busca un amigo. La primera regla de las citas románticas después del cáncer de mama es asegurarse de que tu pareja se preocupe por ti como un amigo, antes de que le cuentes demasiado.
  • Practica. Si te resulta difícil contarle a una posible pareja sobre tu enfermedad, practícalo frente al espejo o con un amigo de confianza con bastante anticipación.
  • Sé honesta. Cuando estés lista, es importante hacerle saber a la posible pareja qué anticipar. De ese modo, además de revelar tu diagnóstico, debes contarle de una manera simple y clara qué se hizo, cómo estás ahora y cómo te sientes. No se te ha diagnosticado una enfermedad rara. La mayoría de la gente conoce a alguien cercano que ha tenido cáncer de mama.
  • Ponte en el lugar de la posible pareja. ¿Cómo te sentirías si un hombre revelara que tuvo cáncer de próstata? ¿Desearías aún así que fuese una posible pareja para ti? ¿Estarían dispuestos a sobrellevar juntos un problema en su vida sexual?
  • Abandona a la persona que no puede enfrentar el hecho de saber sobre tu cáncer de mama. Te mereces algo mejor.

Cómo establecer el vínculo

Encontrar un compañero adecuado y disponible siempre es un desafío, pero existen suficientes historias positivas como para mantener la esperanza, poner manos a la obra y hacer que las cosas sucedan. Debes hacer exactamente lo que hace cualquier otra mujer que está por conocer al hombre correcto o a la mujer correcta y darte la oportunidad, como cualquier otra persona, de que te vaya bien.

Todavía EXISTEN personas solteras con atributos en busca de una relación. Quizás no se ajusten a tu fantasía ideal, pero tal vez sea hora de fijar metas realistas y buscar lo que realmente importa, como la forma de ser y la responsabilidad.

Según Sex in America, la mayoría de las parejas se conocen porque las presenta algún familiar, amigo, compañero de trabajo, compañero de clase o vecino. Así que ve con la gente que conoces y diles que estarías muy agradecida si te presentaran a una persona con buenos atributos, una cita romántica seria. No seas tímida. Tu red social tiene recursos que puedes aprovechar, pero debes permitirles a tus amigos que sepan lo que estás buscando y eleven tus esperanzas. Mantén tus vínculos y tus expectativas. Nunca se sabe en cuál cita a ciegas aparecerá la persona INDICADA.

Cuando a Debbie, mamá soltera de un niño de 4 años, divorciada, de 35 años, le diagnosticaron cáncer de mama, decidió llamar a su antiguo novio de la universidad para que le brindara apoyo. Él no se había casado y todavía tenía esperanzas de volver con ella. Se reunieron el fin de semana siguiente y volvieron a enamorarse; la familia de él también la recibió con los brazos abiertos. Él estuvo a su lado durante la quimioterapia, la pérdida del cabello, la menopausia temprana, un aumento de peso de 25 libras, el regreso de su período (un día espectacular, ya que deseaban desesperadamente tener hijos juntos) y en muchos otros momentos. Finalmente se casaron y construyeron una vida juntos.

Cómo fortalecer los vínculos

Este es un momento difícil y has tenido que hacer mucha introspección con esta enfermedad. Quizás esto mismo te ayude a aprender cómo manejar mejor las relaciones. Tal vez tiendes a ir por la persona equivocada o a enviar el mensaje equivocado. Si has tenido problemas con las relaciones antes del cáncer de mama, esos problemas no desaparecerán. Es posible que este sea el momento de tu vida para indagar dentro de ti más profundamente, quizás con la ayuda de un terapeuta.

¿Estás buscando una pareja? Prueba estas recomendaciones:
  • Echa un vistazo en las librerías de moda y hazte un tiempo para tomar algo y entablar relaciones sociales.
  • Los supermercados especializados tienen gran reputación de ser lugares propicios para conocer gente nueva.
  • Participa en política local, asiste a un gimnasio o trabaja como voluntaria en un hospital local.
  • Vuelve a la escuela para retomar actividades como un curso de carpintería, planificación financiera o programación de computadoras.
  • Averigua qué tipo de actividades ofrece tu centro comunitario, tu iglesia o sinagoga, para que los miembros solteros se reúnan.
  • Publica un aviso personal o responde alguno. El correo electrónico te permite mantener tu anonimato hasta que estés lista para dar el gran paso. (También es aconsejable encontrarse en lugares públicos al principio, hasta que estés segura de que la persona que has "conocido" de esta forma es confiable).
  • Usa un servicio de citas.
  • Cómprate un adorable perro o un auto extravagante e irresistible.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio