Qué significa la menopausia para ti


¿Qué significan la menopausia y el envejecimiento para ti? ¿El fin del bajo estado de ánimo mensual, o del SPM (síndrome premenstrual)? ¿El fin de la fertilidad? ¿El fin de la juventud? Las mujeres experimentan la menopausia de muchas maneras diferentes, tanto positivas como negativas. No importa cómo asumas la menopausia, existen cosas concretas que puedes hacer para actuar sobre tu estado de ánimo y físico.

Lo que sientes tal vez sea más que la menopausia. Se puede culpar de muchas formas a las hormonas, cuando en realidad lo que te abate son los hechos concretos de tu vida. Si el cáncer de mama ocurrió en un momento cercano a la menopausia, experimentaste la pérdida de una mama y destinaste una enorme cantidad de tu tiempo al tratamiento, te has sentido amenazada, si no destrozada.

Tienes que volver a juntar muchas piezas. A medida que avanzas en la mediana edad, existen otros arduos retos. Es posible que hayas escuchado la expresión "Envejecer no es para los débiles". Y es verdad. El hogar vacío tras la partida de los hijos adultos, el divorcio, la viudez, la dependencia de padres enfermos, el fallecimiento del padre o la madre, o los niños con problemas son experiencias frecuentes en esta etapa de la vida. Dejando de lado los cambios hormonales que se relacionan con la menopausia, es común sentir estrés, aislamiento y depresión a medida que envejeces.

La pregunta real es la siguiente: ¿Qué vas a hacer al respecto? Tu estilo de vida afecta a la manera en que envejeces y también a la manera en que percibes el envejecimiento. ¿Tu vida está muy llena de estrés? ¿Intentas hacer muchas cosas? ¿O has aprendido a adaptarte a los problemas? ¿Eres adicta a ver televisión o sales a caminar sin falta? ¿Prestas atención a lo que comes? ¿Comes bistec y papas (con ketchup como verdura alternativa) o eres una vegetariana empedernida con un fuerte énfasis en frijoles y brócoli, y solo una comilona de helado de vez en cuando?

Hacer un esfuerzo en las siguientes tres áreas puede ayudar a mejorar tu experiencia:

  • El ejercicio, de la forma que elijas, libera el estrés y las tensiones del envejecimiento. Mantener el cuerpo en buenas condiciones te ayuda a mantenerte estable y ágil, y a sentirte bien.
  • Una dieta saludable mantiene al cuerpo funcionando como se debe y prolonga la vida.
  • Los esfuerzos que reducen el estrés, como la meditación, la relajación, los pasatiempos o las distracciones garantizarán que obtengas más placer de cada día.

En palabras del experto

Correr, caminar, con el tiempo recorrer lentamente ese tránsito hacia la vejez es un grato objetivo para cualquier mujer, en especial si ha padecido cáncer de mama.

Kutluk Oktay, M.D.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio