El tamoxifeno apunta a los receptores de estrógeno


Todas las hormonas femeninas interactúan con las células mediante los receptores de estrógeno. Existen todo tipo de receptores de estrógeno en el cuerpo, cada uno con "misiones" especiales. Los receptores del cerebro controlan la temperatura (bochornos), la memoria, el sueño y la concentración. Los receptores de los huesos determinan la densidad y fortaleza de estos. Los receptores de las mamas son responsables del crecimiento de las células mamarias.

El tamoxifeno es probablemente el compuesto para combatir el cáncer de mama más conocido de los que apuntan al receptor de estrógeno. El tamoxifeno funciona bloqueando los receptores de estrógeno en las células de tejido mamario y desacelerando su crecimiento, que es estimulado por el estrógeno.

Este medicamento aporta beneficios adicionales similares al estrógeno, ya que mantiene los huesos fuertes y el colesterol bajo. También produce efectos secundarios no deseados. Algunas mujeres que toman tamoxifeno experimentan bochornos provocados por influencia del fármaco en el centro de control de la temperatura del cerebro, y existen estudios que indicaron un leve aumento en el riesgo de padecer cáncer endometrial con el uso prolongado.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio