Problemas de salud a largo plazo después de la menopausia

Después de pasar por la menopausia, ya sea naturalmente, como consecuencia de la edad, o antes de lo esperado, por el tratamiento de cáncer de mama, es importante que cuides aún más la salud de tus huesos y tu corazón.

Cuando pasas por la menopausia, tu cuerpo contiene una menor cantidad de la hormona estrógeno. Sabemos que el estrógeno juega un papel esencial en mantener tus huesos fuertes y saludables, por lo que tener menos de esta hormona puede afectar tu salud ósea. Sin la cantidad adecuada de nutrientes y ejercicio, tus huesos se podrían debilitar y volverse propensos a fracturas.

Los investigadores aún trabajan para determinar cómo el estrógeno afecta el corazón y los vasos sanguíneos. Los resultados actuales sugieren que el estrógeno ayuda a mantener niveles saludables de colesterol y vasos sanguíneos flexibles y desbloqueados, lo que permite a la sangre fluir libremente. (Los aparentes efectos positivos del estrógeno en el corazón y los vasos sanguíneos fueron la razón por la que se esperaba que los tratamientos de reemplazo hormonal (TRH) redujeran el riesgo de enfermedades cardiacas; sin embargo, estudios de investigación más grandes no confirmaron esta hipótesis). Sabemos que el riesgo de enfermedades cardíacas aumenta para las mujeres durante la menopausia, por lo que es importante tomar este hecho en cuenta y aplicar medidas para mantener un corazón saludable.

En esta sección de Breastcancer.org, brindamos algunos consejos sobre cómo cuidar tus huesos y tu corazón después de la menopausia.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio