Sequedad vaginal


Con la disminución considerable de estrógeno después de la menopausia, las membranas de la vagina se adelgazan y pierden elasticidad, y disminuye la producción de lubricantes. El acto sexual puede volverse incómodo e incluso doloroso. El dolor durante el acto sexual puede ser, en gran parte, resultado del dolor en la vulva, el área que está justo fuera de la vagina. Intenta evitar los jabones fuertes o utilizar crema aislante, como Eucerin o Bag Balm.

Lubricación

Muchas mujeres piensan que Replens y otros lubricantes ayudan a aliviar la sequedad vaginal. Replens está diseñado para que humecte las paredes de la vagina, pero en realidad no sería el mejor lubricante. Es costoso y tiende a gotear de la vagina. Si necesitas un lubricante, quizás te interese probar Astroglide o Moist Again.

Infecciones por levaduras

También puedes sufrir infecciones por levaduras (un efecto secundario frecuente de antibióticos, esteroides y algunas quimioterapias) dentro de los pliegues de la vagina y la vulva. Estas infecciones producen incomodidad, secreción blanca espesa y olor. Limpia el área suavemente. Es posible que para combatir las levaduras necesites utilizar cremas o comprimidos, que se venden con o sin receta (Monistat, Terazol, Diflucan). Lotrisone, una combinación de medicamentos de esteroides y contra levaduras, puede aliviar el ardor en la vulva que puede presentarse con una infección por levaduras.

Secreción

Las secreciones vaginales molestas también pueden ocurrir con la menopausia. De las mujeres que toman tamoxifeno, el 80 % no presentará cambios en los síntomas vaginales, 10 % presentará sequedad vaginal y 10 % presentará secreción vaginal. Será mucho más fácil que recibas ayuda al describir los síntomas a tu ginecólogo con claridad y precisión.

Preparaciones vaginales de estrógenos

Si no mejora la incomodidad vaginal a pesar de utilizar estos diversos remedios, consulta con tu médico sobre el uso de alguna crema vaginal de baja dosis de estrógeno o un Estring (anillo plástico con estrógeno que se inserta en la vagina). Un tratamiento vaginal con estrógeno ayuda a engrosar y lubricar las paredes de la vagina, pero esto ocurre con un poco de absorción a través de las paredes vaginales hasta la sangre.

Se piensa que el estradiol se absorbe inmediatamente, la estrona se absorbe con menor facilidad y el estriol se absorbe en cantidades mínimas. Sin embargo existe poca información sobre este tema. Algunos estudios sugieren que es posible que el estriol tenga efectos menos potentes en el tejido mamario que el estradiol.

Si tú y tu médico deciden que está bien para ti utilizar una crema vaginal de estrógeno para la sequedad y el dolor vaginal, es posible que solo necesites una cantidad muy pequeña. Tu médico podría indicarte comenzar con una dosis muy baja, por ejemplo, de 0,1 miligramos de estrógeno por día, aplicando solo una pequeña gota dentro de la vagina, por tres o cuatro semanas como máximo, y luego disminuir a una o dos veces por semana.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio