Aumento de peso por la menopausia

Con el correr de los años, muchas mujeres comienzan a aumentar de peso de a poco pero constantemente. No se sabe con certeza por qué, pero probablemente influyan, entre otros, el envejecimiento, el estrés, la fatiga por interrupciones durante el sueño y el deseo de comer alimentos reconfortantes. En mujeres de cuarenta y cincuenta años, el índice del metabolismo se desacelera, así que ellas necesitan menos calorías para mantener su peso normal. Si eres físicamente menos activa a medida que envejeces, pero consumes la misma cantidad de calorías (o más), el resultado es aumento de peso.

La menopausia se suele asociar con un aumento de la grasa corporal total y con una redistribución de grasa en la zona abdominal. Por eso, muchas mujeres sienten que están aumentando de peso, y eso se refleja en su apariencia. Esto ocurre a raíz de la menopausia natural, la menopausia quirúrgica y la menopausia médica desatada por la quimioterapia. (La quimioterapia también puede causar aumento de peso por otras razones que nada tienen que ver con la menopausia. Los medicamentos con esteroides que suelen acompañar un tratamiento de quimioterapia pueden generar un aumento de peso. Además, a mucha gente le resulta difícil mantenerse activa físicamente y mantener una dieta balanceada durante la quimioterapia).

Independientemente de tu edad, sabemos que la disminución de los niveles hormonales causada por la menopausia reduce la masa muscular. Los músculos queman más calorías que grasa y el índice del metabolismo disminuirá, así que se necesitan menos calorías. Si ingieres más calorías de las que puede usar el cuerpo, el aumento de peso es inevitable.

Cómo tratar el aumento de peso

Mantener un peso saludable después de tener cáncer de mama es importante por varias razones, entre ellas:

  • Reducir el riesgo de recurrencia de cáncer de mama, que es más alto si tienes sobrepeso.
  • Reducir el riesgo de linfedema, una afección en la que el brazo, la mano y/o la parte superior del cuerpo se inflaman por fluidos. El aumento de peso considerable es un factor de riesgo para linfedema. (Para obtener más información, visita nuestra sección sobre linfedema).
  • Cuidar los huesos, el corazón y los vasos sanguíneos, que son factores de interés para las mujeres después de la menopausia, como explicamos en la sección Problemas de salud a largo plazo después de la menopausia.
  • Mejorar la sensación general de salud y bienestar, que puede ser útil para tratar cualquier síntoma asociado a la menopausia.

Seguramente lo has escuchado muchas veces, pero para bajar de peso es necesario reducir la ingesta de calorías, comer alimentos saludables y hacer más ejercicio. ¡Sabemos que decirlo es más fácil que hacerlo! Para acceder a consejos prácticos y más información, visita las secciones de Breastcancer.org sobre nutrición y ejercicio. Consulta también la página del factor de riesgo que implica tener sobrepeso, información que hallarás en la sección Disminuye los riesgos.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio