Síntomas de la menopausia: Bochornos

Si has experimentado alguna de estas sensaciones, es inconfundible: sensación repentina e intensa de calor en el rostro y la parte superior del cuerpo, que puede estar precedida o acompañada de agitación, sudor, náuseas, mareo, ansiedad, dolor de cabeza, debilidad o una sensación de sofocación. Algunas mujeres experimentan un “aura”, una sensación incómoda justo antes del bochorno que les avisa que está por venir. El bochorno se presenta seguido de un sonrojo, que te ruboriza y te hace sudar. Puedes sentir que te empapas o solamente el labio superior humedecido. Un escalofrío puede iniciar el episodio o presentarse al final.

Cada mujer lo vive de manera diferente. Mientras más rápido realices la transición de períodos regulares a no tener períodos, más fuertes serán los bochornos. Las mujeres que se extirparon los ovarios pueden sentir bochornos fuertes debido a la menopausia quirúrgica. La menopausia médica inducida por la quimioterapia y los medicamentos de hormonoterapia, como el tamoxifeno, pueden causar bochornos. En general, los bochornos varían de intensidad moderada a intensa.

Si no te advirtieron sobre los bochornos, es posible que te asustes la primera vez que sientas uno fuerte: puede que sientas lo mismo que durante un ataque de pánico o un ataque cardíaco. Si sientes esos síntomas, te recomendamos visitar al médico para descartar un problema más grave, como una afección cardíaca.

En las siguientes páginas, vas a encontrar más información sobre los bochornos, sus causas y las estrategias para reducir la intensidad o frecuencia:


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio