Cambios en la piel por la menopausia

Después de la menopausia, puedes sentir la piel más fina, más seca y más propensa a las arrugas. Un bajo nivel de estrógeno puede hacer que la piel pierda colágeno y espesor. Las mejores estrategias para proteger la piel son dejar de fumar (si es que fumas) y usar abundante protector solar cuando estés al aire libre. Si vas a pasar mucho tiempo al aire libre (un día de playa o de caminata), considera usar un sombrero de alas anchas y ropa que te cubra el cuerpo. Además de proteger la piel, deberías humectar el rostro y el cuerpo diariamente para reducir al mínimo la aparición de pequeñas líneas y arrugas.

Quizás esto te sorprenda, pero es posible tener acné durante la menopausia a causa de los cambiantes niveles hormonales. Si tienes un acné leve, te recomendamos usar una loción de venta libre. Algunos de los ingredientes activos comunes son peróxido de benzoílo y ácido salicílico. Si el acné no mejora o si tienes acné moderado o severo, el médico puede recetarte una loción más fuerte. Uno de los ingredientes activos más comunes es la tretinoína, que se deriva de la vitamina A y ayuda a prevenir la obstrucción de los folículos capilares. Las cremas antibióticas también combaten las bacterias que causan acné. Algunas combinan un antibiótico con otro ingrediente activo, como peróxido de benzoílo.

Si buscas protectores solares, cremas humectantes o cremas para el acné que no tengan aditivos potencialmente dañinos (o que tengan una cantidad mínima), consulta la Skin Deep Cosmetics Database (base de datos de cosméticos de Skin Deep, en inglés), de Environmental Working Group.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio