Tratamientos para irritación y sequedad vaginal

La irritación y la sequedad vaginal pueden afectar tanto el interior de la vagina como los tejidos que rodean la apertura vaginal. La vulva (el área que está alrededor de la vagina) puede sensibilizarse tanto que puede resultar difícil sentarse, caminar o correr mucho, o tener cualquier tipo de contacto sexual en la zona. Tener relaciones sexuales vaginales/penetración puede volverse incómodo o incluso doloroso, tanto como un examen ginecológico. La picazón puede ser un problema, y puede que sientas un ardor al orinar que tiene que ver con la uretra (el orificio por el que sale la orina) y con el tejido sensible que la rodea (la vulva).

Si tienes esos síntomas, deberás asegurarte de que la causa no sea una infección subyacente (visita la página Infecciones vaginales para obtener más información). Puedes seguir ciertos pasos para sentirte más cómoda, resolver el dolor y volver a disfrutar las relaciones sexuales vaginales/penetración. Como con otros síntomas menopáusicos, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) ha sido útil para lidiar con la irritación y la sequedad vaginal, pero no se suele recomendar para mujeres que han tenido cáncer de mama (visita la sección Terapia de reemplazo hormonal para leer la explicación completa).

Hay tratamientos que pueden servir para humectar los tejidos vaginales y darles más flexibilidad. Lo mejor es comenzar con lubricantes y humectantes no hormonales, que son de venta libre en farmacias, en línea o por correo. Si no proveen alivio suficiente, consulta a tu médico sobre la posibilidad de aplicar una dosis baja y localizada de estrógeno (píldora, crema o anillo) directamente en la vagina.

En esta sección, puedes obtener más información sobre estos temas:


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio