Cómo disfrutar de los alimentos


Cuando elabores tu plan de alimentación saludable para darle a tu cuerpo lo que necesita, no olvides incluir la felicidad en la receta. No te prives de tus alimentos favoritos. Si sientes que te privas de lo que te gusta, probablemente estarás irritable y te costará más cumplir con el plan de dieta saludable. Por algo a los macarrones gratinados, al pastel de carne y al pudín de chocolate les dicen alimentos reconfortantes. Cuando comes estas comidas familiares, te sientes feliz, segura y protegida. Es posible que tengas recuerdos felices relacionados con estas comidas y, cuando las comas, vuelvas a sentirte bien. El secreto es comer estos alimentos de forma consciente para que disfrutes al máximo con una cantidad pequeña.

En lugar de comer un envase entero de helado, saborea lentamente una cucharada o dos y nota cómo el gusto y la textura cambian. Y no comas directamente del envase. Sirve una porción pequeña en un plato bonito. Siente el placer de la comida en la lengua y en la boca. Saborea cada sensación a medida que masticas y tragas.

Si te encanta el chocolate, date el gusto con uno o dos trozos de chocolate costosos, envueltos individualmente, en lugar de una bolsa gigante de chocolates de una tienda de descuentos. Es cierto, los chocolates más ricos tienen más grasa, pero también saben mejor y te dan más satisfacción. Además, si no tienes una bolsa entera en la alacena, no puedes comértela toda.

Es probable que no puedas moderarte con ciertos alimentos, como el pastel de zapallo o las galletas de dulce con chispas de chocolate recién horneadas de tu mamá. Es posible que debas evitar por completo estos alimentos durante varios meses hasta que te sientas lo suficientemente cómoda con tu dieta saludable para agregar una porción pequeña de pastel o una galleta de dulce. O quizás te des cuenta de que ya no te gustan.

Comer debe ser una experiencia agradable que le brinde a tu cuerpo lo que necesita para estar sano. Sé creativa y atrévete a probar nuevas recetas y combinaciones. Los batidos, por ejemplo, son una forma fácil y divertida de probar nuevos sabores. Descarga esta guía con ideas saludables para preparar batidos (PDF).

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio