Alimentación saludable después del tratamiento


Muchas personas diagnosticadas con cáncer de mama tienen una vida larga, activa y saludable después del tratamiento. La alimentación saludable durante el tratamiento y la actividad física son importantes. Y la alimentación saludable y la actividad física DESPUÉS del tratamiento también son importantes, mientras te recuperas del tratamiento y comienzas a dejar atrás la enfermedad.

Si bien se han realizado algunos estudios sobre la capacidad de la dieta de reducir el riesgo de tener cáncer de mama, son menos los estudios realizados sobre la función de la dieta en la reducción del riesgo de recurrencia del cáncer. Sin embargo, las investigaciones existentes indican que la falta de ejercicio (en inglés) y el sobrepeso (en inglés) pueden aumentar el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. Una dieta saludable y el ejercicio pueden ayudarte a mantener un peso saludable y te brindarán más energía para recuperarte y mejorar tu calidad de vida. Una buena alimentación ayudará a tu cuerpo a recuperar la fuerza muscular y a superar efectos secundarios como la anemia o la fatiga.

No creas que debes cambiar tu dieta drásticamente en un día. Una vez concluido el tratamiento, es probable que te sientas mucho mejor, pero quizás no exactamente igual que antes del tratamiento. Tus gustos pueden cambiar y es posible que algunos alimentos ya no te gusten. Tómalo con calma y acostúmbrate de a poco a la alimentación y la cocina saludables.

En esta sección encontrarás lo siguiente:

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio