Cómo elegir comidas saludables en restaurantes


En la actualidad, muchas personas comen fuera. Ya sea una rosquilla y un café en la confitería de la esquina o una cena elegante para celebrar el fin del tratamiento, cuando no cocinas los alimentos, es más difícil controlar lo que comes y cuánto comes. Si comes fuera de tu hogar varias veces por semana (o compras comidas preparadas), es especialmente importante que tomes decisiones inteligentes respecto a la alimentación.

A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones que te ayudarán a seguir por el buen camino cuando vayas a un restaurante:

  • Come las mismas porciones que comes en tu casa. No pienses en la comida de un restaurante como un enorme banquete. Si las porciones son muy grandes, pide que te envuelvan la mitad antes de empezar a comer.
  • No temas pedir que te preparen un plato de forma especial. Tú eres la cliente y los restaurantes deben atenderte. Pide que te preparen un plato de forma especial (por ejemplo, a la parrilla sin mantequilla ni aceite adicional, en lugar de frito). Si no es posible hacerlo, el camarero te lo informará y te ofrecerá alternativas.
  • Pide a la carta para obtener lo que quieres (pide cada alimento por separado). De esa forma, puedes pedir una ensalada, un filete de salmón sin salsa y verduras al vapor, en lugar de la especialidad del día de pescado frito, papas fritas y ensalada de col.
  • Pide que te traigan el aderezo o aliño, las salsas, la crema agria y la mantequilla aparte o que los quiten por completo del plato.
  • No comas mecánicamente. Pídele al camarero que retire la panera, el plato con maníes o el plato con papas fritas después de servirte una pequeña porción. No te tientes.
  • Elige estilos de comidas saludables. Ciertos estilos de comidas tienden a incluir diversas frutas y verduras. Los restaurantes indios, orientales, japoneses, tailandeses, coreanos, etíopes y chinos generalmente ofrecen muchas opciones saludables. ¡Prueba algo nuevo! Si estás nerviosa, dile al camarero los tipos de alimentos que deseas (de bajo contenido graso y ricos en nutrientes) y pídele algunas sugerencias.
  • Mira los platos de acompañamiento y los aperitivos. Si ninguno de los platos principales es apto para tu plan de alimentación saludable, podrías crear una comida saludable con una ensalada, unas verduras asadas y un cóctel de camarones. Pide una ensalada doble si deseas comer más.
  • Acumula verduras. Si vas a comer un sándwich, pregunta si pueden agregarle más verduras. En lugar de un sándwich de tocino, lechuga y tomate, pide un sándwich de lechuga, tomate, pepino y pimiento verde en pan integral.
  • Bebe poco alcohol. Tiene pocos nutrientes y puede debilitar tu fuerza de voluntad a la hora del postre.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio