Alimentación saludable durante el tratamiento


Si te estás recuperando de una cirugía, estás recibiendo quimioterapia o radiación, o te están realizando otro tratamiento del cáncer de mama, tu principal objetivo es eliminar el cáncer. Una buena alimentación te ayudará a mantenerte fuerte, ya que le brindarás a tu cuerpo los nutrientes que necesita.

Tú y tu médico no podrán pronosticar con exactitud cómo te afectará el tratamiento. Tu salud general y el peso que tengas antes del diagnóstico desempeñan un papel importante, y lo mismo ocurre con el tipo, la cantidad y la duración del tratamiento que recibas. A medida que avances con el tratamiento, presta atención a tu cuerpo y dale lo que necesita. Quizás continúes disfrutando de la cocina y la comida, y tengas un apetito normal. O puede ser que tengas días en los que no te sientas con deseos de comer nada, días en los que quieras comer de todo y momentos en los que solo algunas cosas te sepan bien. Lo más conveniente es tener un plan de comidas flexible y saludable, que te ayude a controlar los deseos y las necesidades cambiantes de tu cuerpo.

Una dieta saludable, que cuente con una variedad de alimentos, muchas frutas y verduras, y cantidad suficiente de proteínas te proporciona las reservas de nutrientes que necesitas para conservar tu fuerza mientras recibes el tratamiento del cáncer de mama. Estas reservas también ayudan a regenerar los tejidos del cuerpo y a mantener fuerte el sistema inmunitario para combatir las infecciones. Además, una dieta saludable puede ayudarte a sobrellevar los efectos secundarios del tratamiento. Existen pruebas de que algunos tratamientos de cáncer son más eficaces para las personas que ingieren suficientes calorías y proteínas. Mientras recibes un tratamiento para el cáncer de mama, la dieta saludable es más importante que nunca.

En esta sección puedes leer acerca de lo siguiente:

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio