Lo que debes saber sobre las dietas de las que se afirma que curan el cáncer


Cientos de estudios científicos afirman que una dieta que abarque una variedad de alimentos es la piedra angular de la alimentación saludable. Las dietas muy rigurosas que te limitan a comer solamente uno o dos tipos de alimentos no son saludables. En conclusión: no existen pruebas científicas de que una dieta en especial pueda curar el cáncer.

Las dietas alternativas que se basan en suplementos especiales o inyecciones, ayunos por períodos prolongados o enemas pueden ser perjudiciales para la salud, en particular si estás siguiendo tratamientos del cáncer de mama. Si estás en tratamiento, debes asegurarte de que tu cuerpo reciba suficientes nutrientes y calorías para que pueda funcionar y sanar.

Estas son algunas de las dietas más conocidas de las que se afirma que ayudan a "curar" el cáncer. Estos datos se proporcionan solo con fines informativos. Breastcancer.org NO AVALA ninguna de estas dietas.

Tratamiento de Livingston-Wheeler

El tratamiento de Livingston-Wheeler incluye vacunas, antibióticos, suplementos de vitaminas y minerales, enzimas digestivas, enemas y una dieta vegetariana. Nunca se ha determinado si esta dieta es inocua. No existen pruebas científicas de que el tratamiento de Livingston-Wheeler trate eficazmente el cáncer de mama ni otras enfermedades.

Tratamiento de Gerson

El tratamiento de Gerson es una terapia metabólica, es decir que se concentra en las funciones químicas del cuerpo. El tratamiento de Gerson utiliza una combinación de dietas especiales y otros elementos para tratar de eliminar del cuerpo las "toxinas" que supuestamente causan la enfermedad. Los terapeutas del tratamiento de Gerson creen que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama tienen demasiado sodio en el cuerpo, tanto que supera al potasio. El tratamiento de Gerson consiste en una dieta vegetariana muy estricta de bajo contenido de sal y grasa, e incluye el consumo de jugos de aproximadamente 20 libras de frutas y verduras recién exprimidas por día. También incluye enemas de café. No existen pruebas científicas de que el tratamiento de Gerson reduzca eficazmente el avance del cáncer de mama ni de que mejore la supervivencia. Los efectos secundarios nocivos pueden incluir desnutrición, deshidratación grave y desequilibrios hidroelectrolíticos. Los enemas habituales también pueden causar lesiones en el ano y el recto (las dos últimas partes del intestino).

Tratamientos de Kelly y González

Los tratamientos de Kelly y González también son terapias metabólicas que intentan eliminar las "toxinas" del cuerpo. El tratamiento de Kelly incluye hasta 150 suplementos diarios, ayuno, ejercicios y el uso de laxantes o enemas de café, adaptaciones quiroprácticas y plegaria. El tratamiento de González es similar. Ambos se centran en "desintoxicar" el cuerpo y en "restablecer su equilibrio". No existen pruebas científicas de que los tratamientos de Kelly o González traten eficazmente el cáncer de mama ni de que no afecten a la salud. Los efectos secundarios nocivos pueden incluir desnutrición, deshidratación grave y desequilibrios hidroelectrolíticos. Los enemas habituales también pueden causar lesiones en el ano y el recto (las dos últimas partes del intestino).

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio