Cómo comer cuando tienes inflamación bucal o de garganta


La quimioterapia puede producir llagas en la boca y la garganta. Las levaduras, las bacterias o los virus presentes en la boca pueden infectar estas llagas. Los medicamentos de quimioterapia también pueden secar o irritar los tejidos bucales y hacer que sangren. Las llagas y el tejido bucal seco pueden causar dolor al comer. Hasta tus comidas favoritas pueden irritarte la boca.

Si tienes llagas en la boca, pídele al médico un medicamento para aplicar directamente en las llagas; no utilices pomadas de venta libre sin consultar primero con tu médico. Aplícate bálsamo para los labios si tienes los labios secos. Y si tienes la boca muy seca, pregúntale a tu médico si puedes utilizar productos de saliva artificial. Infórmate más acerca de las causas de la inflamación bucal y de garganta y los medicamentos que pueden ayudarte.

Qué puedes hacer si tienes inflamación bucal o de garganta:

  • Come alimentos suaves, blandos y cremosos con muchas calorías y proteínas, como sopas en crema, quesos, yogur, batidos, pudín, helado o suplementos proteínicos líquidos comerciales. Si solo puedes comer pequeñas porciones sin sentir dolor, comer alimentos que tienen muchas calorías le dará a tu cuerpo suficiente energía. Una cucharadita de crema agria fría (mézclala con extracto de vainilla y un poco de azúcar si no te gusta el sabor agrio) suavizará y "recubrirá la pista" (el tubo digestivo, el esófago), lo que facilitará el paso de otros alimentos.
  • Remoja los alimentos. Remoja el cereal frío en leche para que esté blando cuando lo comas. Remoja el arroz y las pastas en salsa para que estén tiernos. Remoja la tostada en yema de huevo antes de comerla. Esto será menos irritante para la boca inflamada.
  • Corta los alimentos en trozos pequeños. Corta la carne, las aves de corral o el pescado en trozos pequeños o licúalos. Puedes mezclarlos con salsa o caldo desgrasado.
  • Come verduras cocidas y frutas enlatadas. Las frutas y verduras crudas pueden lastimarte la boca. También puedes licuar las frutas y las verduras.
  • Consume alimentos fríos como helados en paleta, compota de manzana, gelatina saborizada y sorbetes. El frío alivia la inflamación de la boca.
  • Evita los alimentos agrios, ácidos o salados. Evita las comidas con cítricos y tomates. Pueden hacer que las llagas abiertas te ardan.
  • Evita los alimentos ásperos como las tostadas secas, los pretzels y los cereales para desayuno. Pueden ser irritantes para la inflamación de la boca.
  • Evita las especias que pueden irritar una boca inflamada, como el chili en polvo, el curry y las salsas calientes.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio