Cómo comer cuando no puedes digerir la lactosa


Los medicamentos de quimioterapia pueden impedir temporalmente que digieras la lactosa, lo que significa que tu cuerpo no puede procesar el azúcar de la leche denominada lactosa. Si no puedes digerir la lactosa y tomas leche o consumes alimentos con leche, es posible que tengas diarrea, gases y cólicos. Algunos productos lácteos como el flan, el queso fresco y el yogur tienen menos lactosa que la leche. Es posible que puedas consumirlos aunque la leche te produzca malestar estomacal.

Si no puedes comer productos lácteos sin tener problemas, quizás debas seguir una dieta de bajo contenido de lactosa o libre de lactosa. En tal caso, recuerda que la lactosa es un azúcar que también se utiliza para endulzar alimentos, por lo que puede encontrarse en productos que no están elaborados con leche. Tendrás que leer las etiquetas para ver si la lactosa está en la lista de ingredientes.

También puedes preguntarle a tu médico si puedes tomar un suplemento de enzima lactasa (por ejemplo, Lactaid) o probióticos (bacterias beneficiosas que pueden ayudar a tu cuerpo a digerir la lactosa) para aliviar los síntomas.

Qué puedes comer si no puedes digerir la lactosa:

  • Come otros alimentos que tengan mucho calcio. Si deseas asegurarte de consumir suficiente calcio, intenta comer más verduras de hojas verdes, nueces, semillas, frijoles, higos secos, ostras, y jugos y cereales fortificados con calcio.
  • Piensa en la leche de soja y la leche de arroz como alternativas a la leche de vaca. No proporcionan los mismos nutrientes, pero pueden ser buenos sustitutos si están fortificados con calcio y vitamina D, y si obtienes suficientes proteínas de otros alimentos de tu dieta.
  • Prueba los productos lácteos artificiales. Prueba el queso de soja y la crema agria no láctea, la crema batida artificial y la crema no láctea para café, en lugar de los productos lácteos originales.
  • Consume productos helados elaborados con leche de arroz o de soja en lugar de helado.
  • Consume productos lácteos que contengan cultivos, como el yogur, el suero de la leche y algunos quesos. Tienen menos lactosa, y los cultivos ayudan al cuerpo a digerir la pequeña cantidad de lactosa que contienen.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio