Cómo comer cuando tienes náuseas y vómitos


Casi todos los tratamientos del cáncer de mama presentan distintos grados de riesgo de producir náuseas y vómitos. Algunas personas nunca tienen náuseas ni vómitos, mientras que otras los padecen con frecuencia. Algunas personas afirman tener una "sensibilidad estomacal", un tipo de malestar por el cual la persona no tiene interés en comer, pero no siente náuseas. Algunas personas tienen náuseas que persisten durante más de una semana después de la quimioterapia. Afortunadamente, estos efectos secundarios casi siempre pueden controlarse o al menos, reducirse considerablemente, mediante distintos medicamentos y cambios de estilo de vida. Infórmate más acerca de las causas y las formas de aliviar las náuseas y los vómitos.

No te obligues a beber o comer si tienes náuseas o vómitos. Si tienes vómitos frecuentes, es recomendable que no comas durante 4 a 8 horas. Mientras tanto, intenta tomar pequeños sorbos de agua o refresco de jengibre sin gas. Cuando tu estómago se asiente un poco, comienza a reemplazar algunos de los líquidos y las sustancias químicas que puedes haber perdido debido a los vómitos. Prueba a consumir sorbos de caldo de pollo o verduras, una bebida para deportistas o pequeños bocados de gelatina. Esto te ayudará a mantenerte hidratada. No consumas solamente líquidos claros durante más de 2 días seguidos, no tienen suficientes nutrientes.

Si tienes náuseas debido al tratamiento, es posible que el olor de los alimentos desencadene los síntomas. Puedes pedirle a un amigo, tu cónyuge o tu pareja que te prepare la comida cuando tú no estés en la casa, para que no tengas que oler los alimentos mientras se cocinan. Mantenerte alejada de la cocina puede ayudarte, ya que está estrechamente relacionada con los alimentos y los olores. Pide comidas preparadas a domicilio, si es posible. También puede suceder que algunos alimentos te gusten un día y otro día te desagraden. Prueba nuevos alimentos hasta que encuentres algo que puedas tolerar. También es recomendable que intentes tomar 8 tazas o más de líquido por día, si puedes. Trata de tomar otra media taza por cada vez que vomites.

Cuándo y cómo comer si tienes náuseas:

  • Come porciones pequeñas, con frecuencia. Si sientes malestar estomacal entre las comidas, intenta comer de 6 a 8 porciones poco abundantes durante el día y una ligera antes de ir a dormir.
  • Come alimentos fríos o a temperatura ambiente, no calientes, para disminuir su olor y gusto.
  • No comas en una habitación en la que haga calor. El aire quizás parezca cargado y viciado, lo que puede empeorar tu malestar estomacal.
  • Enjuágate la boca antes y después de las comidas. Esto ayuda a deshacerse de cualquier gusto desagradable en la boca.
  • Siéntate o recuéstate con la cabeza en alto durante al menos una hora después de comer si necesitas descansar. Mantener la cabeza en alto ayuda a aliviar las náuseas.

Qué debes comer si tienes náuseas:

  • Consume aves de corral o soja. Prueba comer pavo, pollo o alimentos de soja si repentinamente no te gustan las carnes rojas. (Esta puede ser una reacción común).
  • Come alimentos secos, como galletas de sal, tostadas, cereales secos o grisines, cuando te levantas y cada algunas horas durante el día. Estos alimentos proporcionan nutrientes y contribuyen a asentar el estómago.
  • Ingiere alimentos frescos, en lugar de alimentos calientes y picantes. Por ejemplo, yogur descremado, jugo de frutas, sorbetes y bebidas para deportistas. Los alimentos picantes pueden agravar el malestar estomacal.
  • No consumas alimentos muy dulces, grasosos o fritos. Pueden aumentar el malestar estomacal. Contempla opciones, como papas al horno, papas hervidas o puré de papas; arroz; sopas en crema elaboradas con leche descremada; gelatina saborizada de frutas; pretzels o pudín de bajo contenido graso.
  • Intenta ingerir alimentos blandos, suaves y fáciles de digerir los días que tengas programado el tratamiento. Algunas buenas opciones son un huevo escalfado sobre una tostada seca o una pechuga de pollo a la plancha con fideos sin salsa.
  • Consume alimentos que no tengan olor fuerte. Los olores pueden desencadenar las náuseas.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio