Dieta de alimentos crudos


La dieta de alimentos crudos se ha extendido entre las personas que desean hacer todo lo posible para mejorar su salud. Todos los alimentos de la dieta se comen crudos para que no se modifique su estructura química. Los defensores de esta dieta creen que los alimentos crudos contienen más enzimas beneficiosas que los alimentos cocidos porque, al calentar los alimentos, se destruyen las enzimas.

Si bien la mayoría de las dietas de alimentos crudos consisten solamente en frutas, verduras, nueces y semillas, algunas de estas dietas contienen leche, carne y huevos crudos. Las carnes y los productos lácteos crudos o poco cocidos pueden contener bacterias y, si los ingieres, puedes enfermarte. Esto reviste especial importancia si tu sistema inmunitario está afectado por el tratamiento del cáncer de mama. Si te interesa seguir una dieta de alimentos crudos, evita los productos animales crudos.

Actualmente, no existen pruebas científicas de que una dieta de alimentos crudos reduzca el riesgo de tener cáncer de mama. Como la dieta es rica en frutas, verduras y granos integrales, contiene muchas sustancias fitoquímicas que pueden brindar diversos beneficios para la salud. Si sigues una dieta estricta de alimentos crudos, sin productos animales, probablemente no obtengas suficientes proteínas, hierro, calcio y otros minerales importantes, sobre todo si estás recibiendo quimioterapia u otro tratamiento del cáncer de mama.

Se necesitan más estudios sobre la dieta de alimentos crudos y la forma en que podría afectar al riesgo de tener cáncer de mama. Si te interesa la dieta de alimentos crudos, habla con tu médico y con un nutricionista diplomado para asegurarte de que recibas suficientes nutrientes y de que tu dieta esté bien balanceada. Tal vez puedas modificar la dieta de alimentos crudos de modo que se adecue a tus circunstancias personales.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio