Vitamina D


También conocida como: vitamina D3, colecalciferol, vitamina D2, ergocalciferol.

Posibles usos: La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, que es esencial para la formación de huesos sanos. Esto es especialmente importante para las mujeres menopáusicas y para las que toman un inhibidor de la aromatasa en el tratamiento del cáncer de mama, ya que la pérdida ósea es un efecto secundario de los tres inhibidores de la aromatasa. Una buena absorción del calcio también puede ayudar a reducir el debilitamiento óseo causado por ciertos medicamentos de quimioterapia.

Dosis habitual: La recomendación estándar es que las personas menores de 50 años consuman 200 unidades internacionales (U.I.) de vitamina D por día. Se recomienda un consumo diario de 400 U.I. para las personas de 50 a 70 años, y de 600 U.I. por día para personas mayores de 70 años. El suplemento polivitamínico típico contiene 400 U.I. de vitamina D. Los adultos que deseen reducir el riesgo de sufrir fracturas óseas deben consumir entre 400 y 800 U.I. por día, además de calcio. La vitamina D también está presente en alimentos como el pescado, los huevos, la leche y los cereales fortificados. El cuerpo humano también produce vitamina D cuando se expone al sol.

¿Existen riesgos? El exceso de vitamina D (más de 2.000 U.I. por día) puede hacer que haya demasiado calcio en la sangre. Con el tiempo, los depósitos de calcio pueden afectar a los tejidos blandos, como los del corazón y los pulmones. Otros riesgos son cálculos renales, náuseas, vómitos, confusión, debilidad muscular, falta de apetito y pérdida de peso.

¿Qué muestran las investigaciones? Durante muchos años, los estudios han demostrado que las personas que están menos expuestas a la luz del sol y que, por consiguiente, poseen cantidades menores de vitamina D, tienen más probabilidades de tener cáncer de mama y otras formas de cáncer. Algunas investigaciones recientes indican que el calcio y la vitamina D podrían ayudar a proteger a las mujeres premenopáusicas contra el cáncer de mama, pero se necesitan más estudios al respecto. Infórmate más acerca del posible vínculo entre los niveles bajos de vitamina D y el cáncer de mama, y lo que puedes hacer al respecto.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio