Deducciones impositivas por tratamiento

Read this page in English


En Estados Unidos, es posible que puedas deducir de tus impuestos federales un porcentaje de los gastos del tratamiento, si cumples con ciertos requisitos. Para deducir gastos médicos, debes hacer una lista de todas las deducciones que realices. Esto se denomina "detallar" tus deducciones. Detallar las deducciones es lo opuesto a tomar la deducción estándar, que es un monto basado en tu categoría de declaración como contribuyente: para las declaraciones de 2011, $5700 para una persona soltera, $11400 para una pareja casada que realiza la declaración en conjunto.

Si el total de tus deducciones detalladas es mayor que la deducción estándar, te conviene detallar tus deducciones. Si el total de tus deducciones detalladas es menor que el monto estándar, no te conviene detallar tus deducciones.

Tus deducciones detalladas incluyen gastos adicionales a tus gastos médicos: impuestos a la renta locales y estatales, intereses de hipotecas e impuestos inmobiliarios, contribuciones benéficas y ciertos gastos relacionados con el trabajo.

Detallar tus deducciones puede ser complicado y existen muchas reglas que dependen de tus ingresos y tu categoría de declaración como contribuyente. Para asegurarte de incluir todo lo que puedas y nada que no esté permitido, sería conveniente que hablaras con un experto en declaración de impuestos o un contador público certificado. El Instituto Estadounidense de Contadores Públicos Certificados tiene una sección de declaración de impuestos (en inglés) que puede brindarte información útil.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio