Ayuda para pagar los gastos de la vida diaria

Read this page in English


Además de ayuda para pagar medicamentos y procedimientos, es posible que descubras que necesitas ayuda para pagar otros gastos de la vida diaria, como comida, transporte, cuidado de los niños, hipoteca o alquiler y facturas de servicios mientras recibes tratamiento. Si te preocupa el pago de tus facturas, hay algunas cosas que puedes hacer:

  • Crea un presupuesto en el que figuren tus ingresos mensuales y todos tus gastos mensuales. Escribir todos tus gastos puede ser útil para determinar si puedes hacer un recorte en algún lado. Una lista por escrito de tus gastos también sirve para clasificar tus facturas por orden de prioridad. Esto puede ayudarte a averiguar si te van a faltar fondos y tomar medidas para obtener ayuda si la necesitas.
  • Habla con tus acreedores y comunícales que tienes problemas para pagar tus cuentas. Diles por qué tienes problemas y pregúntales si pueden idear un plan de pago. La mayoría de los acreedores están dispuestos a ayudar a los clientes, especialmente si tienen buenos antecedentes. No esperes hasta que tu cuenta pase a manos de una agencia de cobro.
  • Siempre intenta hacer un pago, no importa qué tan pequeño sea, para demostrarles a tus acreedores que estás haciendo el esfuerzo de pagar.
  • Si tienes problemas para crear o ajustarte a tu presupuesto, es recomendable que te comuniques con un asesor de crédito. Para encontrar un asesor de confianza, habla con un empleado de tu banco o de tu organismo local de protección al consumidor. Muchas universidades, así como autoridades de vivienda locales y la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio, ofrecen programas de asesoramiento crediticio sin fines de lucro.
  • Habla con el trabajador social de tu hospital o centro de tratamiento contra el cáncer. Con frecuencia, estas personas pueden remitirte a organismos gubernamentales y sin fines de lucro locales que podrían ayudarte.
  • Comunícate con la oficina local de United Way o la Sociedad Americana Contra el Cáncer. Estas organizaciones pueden ofrecerte asistencia financiera o remitirte a otros grupos de tu área.
  • Muchas iglesias, sinagogas, mezquitas y otras organizaciones religiosas y órdenes fraternales locales tienen voluntarios que pueden ayudarte con el transporte y la compra de alimentos. También es posible que tengan programas de asistencia financiera

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio