Terapias dirigidas para tratar la osteoporosis y proteger los huesos: Prolia y Xgeva

Read this page in English


La terapia dirigida Prolia (nombre genérico: denosumab) está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos para el tratamiento de mujeres posmenopáusicas diagnosticadas con osteoporosis que presentan alto riesgo de fracturarse o que no pueden recibir ni gozan de los beneficios de otros tratamientos para la osteoporosis. Prolia se administra como inyección subcutánea una vez cada 6 meses.

La terapia dirigida Xgeva (nombre genérico: denosumab) está aprobada por la FDA de los Estados Unidos para la reducción del riesgo de complicaciones óseas y del dolor óseo causado por el cáncer de mama en estadio avanzado que se ha propagado a los huesos. Xgeva se administra como inyección subcutánea una vez cada 4 semanas.

Si bien Prolia y Xgeva se elaboran con los mismos componentes químicos, se usan para diferentes propósitos.

Al igual que los bifosfonatos, Xgeva y Prolia a veces pueden causar un efecto secundario poco común, pero grave, la osteonecrosis mandibular, que es una afección en la cual las células de la mandíbula comienzan a morir. Los investigadores creen que la osteonecrosis mandibular podría ocurrir porque los bifosfonatos impiden que el organismo repare el daño microscópico en la mandíbula que puede presentarse debido a tratamientos dentales de rutina o al desgaste diario, pero aún no está claro por qué les sucede a algunas personas y no a otras. Si estás tomando Xgeva o Prolia, comunícaselo a tu odontólogo de inmediato. Juntos, tú y tu odontólogo pueden planificar un tratamiento dental que mantenga tus dientes sanos y minimice el riesgo de tener osteonecrosis mandibular.

Infórmate más sobre Prolia (en inglés) y Xgeva.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio