La dosis más baja de terapia de radiación es tan efectiva como el tratamiento actual para el cáncer de mama en etapa temprana

Read this page in English


En un estudio británico, se comparó el cronograma convencional de terapia de radiación con cronogramas de radiación más cortos y con dosis más bajas y se determinó que el riesgo de que el cáncer de mama en etapa temprana vuelva a aparecer (recurrencia) fue prácticamente igual para todos los cronogramas. Además, los cronogramas de dosis más bajas tuvieron menos efectos en el tejido mamario sano.

La investigación denominada "The UK START (Standardisation of Breast Radiotherapy) Trials; 10-year follow-up results" (Ensayos de estandarización de la terapia de radiación de mamas del Reino Unido [UK START]: resultados del seguimiento de 10 años) se presentó en el Simposio sobre Cáncer de Mama 2012 de San Antonio.

Después de la cirugía para extirpar el cáncer de mama en etapa temprana (ya sea una lumpectomía o un tipo de mastectomía), generalmente se utiliza la terapia de radiación para reducir el riesgo de recurrencia. La terapia de radiación después de la cirugía de cáncer de mama se suele administrar como un tratamiento por día, 5 días de la semana, durante 5 a 7 semanas. Un gray (Gy) es la forma en que los radiooncólogos miden la dosis de la terapia de radiación. Si tienes un cronograma de tratamiento de 5 semanas, 50 Gy es la cantidad que suele administrarse durante las 5 semanas (2 Gy en cada sesión de tratamiento). Al final del tratamiento, se puede incluir una dosis de “refuerzo” complementaria para atacar el área en la que se encontraba el cáncer.

Los cronogramas de tratamiento de radiación se han elaborado sobre la base de los resultados de las investigaciones. Sin embargo, el compromiso de 5 a 7 semanas podría resultar difícil para algunas mujeres, especialmente si viven lejos del centro de tratamiento.

Los médicos han estado estudiando nuevos cronogramas de terapia de radiación que incluyan menos tratamientos con dosis más altas de radiación administradas en cada tratamiento, pero menos radiación total. Además, algunos cronogramas más recientes duran menos de 5 semanas. Estos cronogramas nuevos se denominan terapia de radiación "hipofraccionada acelerada" o "de dosis baja". Los cronogramas nuevos resultan atractivos para los médicos y las mujeres que reciben radiación por varias razones:

  • Conveniencia: organizar viajes diarios para recibir el tratamiento puede ser problemático para algunas mujeres; es posible que les resulte más fácil programar menos días de tratamiento o un período más corto (o ambos).
  • Si el cronograma de radiación es más conveniente, es posible que sea más fácil para las mujeres recibir toda la terapia de radiación recomendada.

En este estudio, denominado ensayo UK START, se consideraron tres cronogramas de radiación de dosis más bajas para determinar si eran tan efectivas como el cronograma convencional. Los investigadores también querían saber si los cronogramas de dosis más bajas tenían menos efectos en el tejido sano.

El estudio se dividió en dos partes: A y B.

Después de la cirugía para extirpar el cáncer de mama en etapa temprana, en la parte A, se asignaron al azar 2.236 mujeres a uno de tres cronogramas de radiación:

  • un total de 50 Gy en 25 tratamientos durante 5 semanas (cronograma convencional)
  • un total de 39 Gy en 13 tratamientos durante 5 semanas (dosis baja)
  • un total de 41,6 Gy en 13 tratamientos durante 5 semanas (dosis intermedia)

Después de 10 años de seguimiento, los tres grupos tuvieron tasas de recurrencia similares.

Hubo diferencias en cuanto a los efectos en el tejido sano. Las mujeres que recibieron el cronograma convencional o el cronograma de dosis intermedia tuvieron tasas similares de efectos secundarios, incluidos los siguientes:

  • induración de las mamas (endurecimiento de parte del tejido mamario)
  • reducción
  • inflamación
  • telangiectasias (vasos sanguíneos dilatados cerca de la superficie de la piel)

Las mujeres que recibieron el cronograma de dosis baja tuvieron un riesgo 20 % menor de presentar cualquiera de estos efectos secundarios.

Después de la cirugía de extirpación del cáncer de mama en etapa temprana, en la parte B, se asignaron al azar 2.215 mujeres a uno de dos cronogramas de radiación:

  • 50 Gy en 25 tratamientos durante 5 semanas (cronograma convencional)
  • 40 Gy en 15 tratamientos durante 3 semanas (dosis baja)

Después de 10 años de seguimiento, los dos grupos tuvieron tasas de recurrencia similares.

En la parte B, hubo una mayor diferencia en las tasas de efectos secundarios entre los dos grupos. Las mujeres que recibieron el cronograma de dosis baja tuvieron un 23 % menos de probabilidades de tener cualquiera de los efectos secundarios mencionados anteriormente.

Estos resultados sugieren que un cronograma de terapia de radiación de dosis baja es una buena alternativa al cronograma convencional para las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana. Otros estudios ofrecen resultados similares. A medida que la vida se torna más activa, es conveniente preguntar si existe una alternativa a este riguroso cronograma de tratamiento. Estos resultados iniciales proporcionan más información y confianza, pero es importante seguir obteniendo el mismo resultado constantemente. Es por ello que algunos médicos consideran que se necesitan más estudios para estar completamente seguros de que los cronogramas de dosis bajas son tan efectivos como el cronograma convencional.

Si la terapia de radiación forma parte de tu plan de tratamiento, puedes consultar a tu médico acerca de los cronogramas de terapia de radiación de dosis baja y preguntar si alguno de ellos es conveniente para ti según tu situación particular y tus necesidades específicas con respecto al cronograma.

Para obtener más información, visita la sección Terapia de radiación del sitio Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio