Un estudio examina el costo de la detección del cáncer de mama en mujeres mayores

Read this page in English


El problema de la detección del cáncer de mama en mujeres mayores ha sido objeto de debate en los últimos años. En 2009, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF) recomendó que no se debía promover la realización de mamografías en mujeres mayores de 75 años, ya que posiblemente no se beneficiarían con tales estudios de detección.

Varias organizaciones médicas, incluida la Sociedad Americana contra el Cáncer, no estuvieron de acuerdo con estas conclusiones del USPSTF e ignoraron dichas recomendaciones.

A fin de obtener más información, los investigadores evaluaron los datos sobre gastos de Medicare relacionados con la detección y el tratamiento del cáncer de mama en 137.274 mujeres mayores de 65 años que no tenían antecedentes de cáncer de mama. Más de la mitad de las mujeres del estudio (58 %) tenían, al menos, 75 años.

Los resultados se publicaron en línea el 7 de enero en JAMA Internal Medicine (Revista de medicina interna de la Asociación Médica Americana), en el estudio titulado “The Cost of Breast Cancer Screening in the Medicare Population” (El costo de la detección del cáncer de mama en la población de Medicare).

Una evaluación de los datos entre 2006 y 2007 indicó lo siguiente:

  • Medicare gasta alrededor de $1.000 millones por año en costos relacionados con la detección del cáncer de mama (la detección más el estudio asociado) para mujeres mayores de 65 años. De ese monto, Medicare gasta $410 millones en mujeres mayores de 75 años.
  • En algunas regiones del país, las mujeres tenían más probabilidades de realizarse pruebas de detección con tecnologías más nuevas y costosas, como la mamografía digital y la detección asistida por computadora. Los costos relacionados con la detección eran más altos en las regiones donde se utilizaban estas tecnologías más nuevas.
  • Las mujeres de las regiones donde los costos relacionados con la detección eran más altos tenían hasta un 78 % más de probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana o in situ que las mujeres de regiones donde los costos eran más bajos. Sin embargo, casi no había diferencia en la incidencia del cáncer de mama avanzado entre las regiones de costos más altos y las de costos más bajos.

Los autores llegaron a la conclusión de que la nueva tecnología podría haber facilitado la detección del cáncer. Sin embargo, dicha tecnología también aumentó los costos, posiblemente sin mejorar los resultados. (Es posible que haya detectado tumores de crecimiento lento que no habrían evolucionado ni requerido tratamiento necesariamente durante la vida de una mujer mayor).

Es muy importante destacar que el estudio, en realidad, no analiza si la inversión en tecnología más costosa mejora los resultados relacionados con el cáncer de mama en mujeres mayores. El estudio estuvo limitado por el hecho de que los investigadores solo siguieron a las pacientes durante 2 años. Los autores no pudieron determinar si el mayor gasto en los estudios de detección produjo mejores resultados en relación con el cáncer de mama a largo plazo.

En promedio, las mujeres de 75 años vivirán otros 13 años. Además, muchas mujeres no están dentro del promedio en cuanto al estado de salud, la esperanza de vida o el riesgo de morir a causa del cáncer de mama u otra enfermedad. Casi todos los expertos coincidirían en que los estudios de detección no son razonables en una mujer mayor que no desea recibir tratamiento para el cáncer de mama debido a preferencias personales o a otras cuestiones relacionadas con la salud. Sin embargo, muchas mujeres mayores de 75 años gozan de una salud razonablemente buena y desearían recibir tratamiento si fueran diagnosticadas con esta enfermedad.

Breastcancer.org considera que la importancia de diagnosticar el cáncer de mama en etapa temprana, cuando es más tratable, no disminuye cuando una mujer es mayor. Las mamografías de detección periódicas son adecuadas para las mujeres mayores que gozan de una salud razonablemente buena, quienes desearían recibir tratamiento para el cáncer de mama si les diagnosticaran esta enfermedad.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio