El qigong mejora la calidad de vida en mujeres que reciben terapia de radiación para tratar el cáncer de mama

Read this page in English


El qigong es un programa de ejercicios de China de 4.000 años de antigüedad que combina movimientos suaves y rítmicos con técnicas de respiración y concentración mental. El taichi es un tipo de qigong.

Muchos practicantes creen que existe una energía vital que fluye en todo el cuerpo, el qi, y que el qigong puede ayudar a aumentar, hacer circular o almacenar el qi, como también a utilizar la energía para limpiar y sanar el cuerpo, según el tipo de qigong que se practique.

Algunas investigaciones sugieren que el taichi podría ayudar a incrementar la fuerza, el equilibrio y la sensación de bienestar en las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama.

En un estudio realizado en China por científicos del M.D. Anderson Cancer Center (Centro contra el cáncer Dr. Anderson), se determinó que las mujeres que recibían terapia de radiación para tratar el cáncer de mama en etapa temprana tenían una mejor calidad de vida y menos síntomas de depresión al practicar qigong. Esta es la primera vez que los investigadores han considerado los efectos del qigong en mujeres que reciben activamente terapia de radiación para tratar el cáncer de mama.

El estudio fue publicado en línea el 25 de enero de 2013 por la revista Cancer. Lee el resumen “Qigong improves quality of life in women undergoing radiotherapy for breast cancer” (El qigong mejora la calidad de vida en mujeres que reciben quimioterapia para tratar el cáncer de mama) (en inglés).

Los investigadores eligieron al azar 96 mujeres de Shanghái con un diagnóstico de cáncer de mama en estadio del I al III quienes recibían de 5 a 6 semanas de tratamiento de terapia de radiación, y les asignaron una de las siguientes opciones:

  • cinco clases de qigong de 40 minutos cada semana mientras recibían terapia de radiación (49 mujeres)
  • inclusión en la lista de espera para las clases (47 mujeres)

Se realizaron preguntas a las mujeres sobre su calidad vida, incluidos los siguientes aspectos:

  • fatiga
  • problemas para dormir
  • síntomas de depresión
  • calidad de vida general

Las preguntas se realizaron al inicio del estudio, en medio de la terapia de radiación, al final de la terapia de radiación, 1 mes después de que finalizara la terapia de radiación y 3 meses después de que finalizara la terapia de radiación.

Las mujeres del grupo de qigong informaron que sus síntomas de depresión disminuyeron cuando comenzaron la última parte de la terapia de radiación. Las mujeres que no practicaron qigong no tuvieron cambios en los síntomas de depresión.

Los investigadores determinaron que, al parecer, el qigong fue especialmente útil para las mujeres que tenían niveles altos de síntomas de depresión al inicio del estudio. Estas mujeres informaron menos fatiga y una mejor calidad de vida general en comparación con las mujeres que no practicaron qigong. Ambas diferencias fueron importantes desde el punto de vista estadístico, lo que significa que probablemente se debieron al qigong y no se produjeron simplemente por casualidad.

Dado que la mayoría de los beneficios del qigong parecían haberse producido después de finalizar la terapia de radiación, los investigadores consideran que el qigong podría ayudar a las mujeres para recuperarse más rápido del tratamiento. También es posible que los beneficios del qigong sean sutiles y se acumulen con el tiempo.

Si recibes terapia de radiación para tratar el cáncer de mama en etapa temprana y tienes síntomas de depresión, puedes consultar con tu médico acerca de este estudio y preguntarle si el qigong podría ser una buena opción para tu situación particular.

En los Estados Unidos, la práctica del qigong no está regulada por normativas federales ni estatales. Los requisitos de los programas de formación del instructor varían de 50 a 1.000 horas, según la institución, y no se requiere licencia. Sin embargo, varios hospitales y centros de tratamiento del cáncer ofrecen clases de taichi u otras formas de qigong. Puedes consultar con el médico o el personal de enfermería para obtener recomendaciones.

Para obtener más información, incluso algunos aspectos importantes que debes considerar antes de practicar qigong, visita la página Tai chi en la sección Medicina complementaria y psicosomática del sitio Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio