La quimio después de la cirugía de cáncer de mama localmente recurrente mejora la tasa de supervivencia

Read this page in English


El cáncer de mama localmente recurrente es el cáncer que vuelve a aparecer (recurre) en el mismo lugar de la misma mama o muy cerca del cáncer original.

Si el tratamiento inicial consistió en la lumpectomía y terapia de radiación, el tratamiento convencional para la recurrencia localizada es la mastectomía. Sin embargo, no se han realizado muchos estudios para determinar si la quimioterapia después de la cirugía de una recurrencia localizada ofrecería beneficios.

Los resultados del estudio "Chemotherapy as Adjuvant for Locally Recurrent Breast Cancer" (Quimioterapia como adyuvante para el cáncer de mama recurrente localizado o estudio CALOR) sugieren que la quimioterapia después de la cirugía de cáncer de mama localmente recurrente mejora la tasa de supervivencia sin enfermedad y la tasa de supervivencia general.

La supervivencia sin enfermedad es la cantidad de tiempo que una mujer vive sin que el cáncer vuelva a aparecer. La supervivencia general es la cantidad de tiempo que una mujer vive con o sin recurrencia del cáncer.

El estudio se presentó en el Simposio sobre Cáncer de Mama 2012 de San Antonio.

En el estudio CALOR, se incluyeron 162 mujeres a las que se les había diagnosticado cáncer de mama localmente recurrente y se les realizó un seguimiento durante más de 5 años. Aproximadamente la mitad de las mujeres fueron asignadas al azar para recibir quimioterapia después de la cirugía. La otra mitad no recibió quimioterapia.

Después de 5 años, el 69 % de las 85 mujeres que recibieron quimioterapia estaban vivas sin que el cáncer de mama volviera a aparecer, en comparación con el 57 % de las 77 mujeres que no recibieron quimioterapia. Esto significa que las mujeres que recibieron quimioterapia tuvieron un 41 % menos de riesgo de recurrencia o crecimiento del cáncer.

Con respecto a la supervivencia general, los investigadores determinaron que el 88 % de las mujeres que recibieron quimioterapia estaban vivas después de 5 años, en comparación con el 76 % de las mujeres que no recibieron quimioterapia.

Los investigadores también analizaron si el estado de los receptores de hormonas del cáncer marcó una diferencia en los beneficios proporcionados por la quimioterapia. El resultado fue positivo y se indica a continuación:

  • El 67 % de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de estrógeno negativos que recibieron quimioterapia estaban vivas sin que el cáncer volviera a aparecer después de 5 años, en comparación con el 35 % de mujeres en condiciones similares que no recibieron quimioterapia.

Al parecer, el efecto de la quimioterapia en la supervivencia general no estuvo relacionado con el estado de los receptores de hormonas.

Si te han diagnosticado cáncer de mama localmente recurrente, tu médico evaluará todos los detalles de tu situación particular y recomendará un plan de tratamiento posterior a la cirugía que se adapte a tu riesgo de recurrencia o a un nuevo diagnóstico de cáncer. Si te encuentras en el proceso de elección de los tratamientos posteriores a la cirugía, puedes consultarle a tu médico acerca de este estudio, especialmente si el cáncer es de receptores de estrógeno negativos. Al considerar las características del cáncer y todas las opciones de tratamiento posibles, tú y tu médico pueden elegir un plan de tratamiento que sea el más adecuado para TI.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio