El embarazo después del diagnóstico de la enfermedad parece no afectar el riesgo de recurrencia

Read this page in English


Se calcula que hay unas 400.000 sobrevivientes del cáncer de mama menores de 45 años en los Estados Unidos. Es posible que muchas de estas mujeres deseen tener hijos, pero a ciertos médicos les preocupa que el hecho de quedar embarazada después de un diagnóstico de cáncer de mama pueda afectar el riesgo de que el cáncer de mama vuelva a aparecer (recurrencia). Esto sucede debido a que las hormonas pueden promover el crecimiento y la propagación del cáncer de mama y, durante el embarazo, las concentraciones de hormonas cambian.

Muchas mujeres que quedan embarazadas después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama, interrumpen sus embarazos debido a que les habían informado de que reduciría el riesgo de recurrencia, especialmente si les diagnosticaron cáncer de mama de receptores de hormonas positivos y quedaron embarazadas dentro de los 5 años posteriores al diagnóstico, ya que el hecho de quedar embarazada implicaría la interrupción del tratamiento de hormonoterapia.

Un estudio sugiere que las mujeres que quedan embarazadas después de haber recibido un diagnóstico de cáncer de mama tienen el mismo riesgo de recurrencia que las mujeres que no quedan embarazadas después de recibir este diagnóstico, independientemente del estado de receptores de hormonas del cáncer de mama.

La investigación fue publicada en línea el 19 de noviembre de 2012 por Journal of Clinical Oncology (Revista de oncología clínica). Lee el resumen “Prognostic Impact of Pregnancy After Breast Cancer According to Estrogen Receptor Status: A Multicenter Retrospective Study” (Impacto de pronóstico del embarazo después del cáncer de mama según el estado de los receptores de estrógeno: estudio multicéntrico retrospectivo) (en inglés).

El estudio cotejó los casos de 333 mujeres que quedaron embarazadas en algún momento después de un diagnóstico de cáncer de mama con los casos de 874 mujeres en condiciones similares que no quedaron embarazadas después del diagnóstico. Las similitudes que presentaban las mujeres eran las siguientes:

  • el estado de los receptores de hormonas del cáncer
  • la cantidad de ganglios linfáticos afectados
  • el tipo de tratamiento o tratamientos que recibieron después de la cirugía
  • la edad
  • el año de diagnóstico

Los investigadores hallaron que no hubo diferencia en cuanto al riesgo de recurrencia entre ambos grupos de mujeres. Aun cuando los investigadores analizaron solo a las mujeres diagnosticadas con la enfermedad de receptores de estrógeno positivos y a las mujeres con enfermedad de receptores de estrógeno negativos, no se observó diferencia en el riesgo de recurrencia.

Además, los investigadores compararon el riesgo de recurrencia de las mujeres que interrumpieron sus embarazos (30 % de las mujeres) con las mujeres que llevaron los embarazos a término y dieron a luz a sus bebés. No se observó diferencia en cuanto al riesgo de recurrencia entre estos dos grupos de mujeres. Por lo tanto, no hay motivo alguno para indicar a las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama que la interrupción del embarazo posterior al diagnóstico reducirá el riesgo de recurrencia.

Curiosamente, los investigadores hallaron que las mujeres que quedaron embarazadas después de un diagnóstico de cáncer de mama presentaron un mejor nivel de supervivencia general que las mujeres que no quedaron embarazadas después de recibir el diagnóstico. Este beneficio también fue independiente del estado de receptores de hormonas del cáncer. La supervivencia general es la cantidad de tiempo que una mujer vive con o sin recurrencia del cáncer.

No está claro por qué las mujeres que quedaron embarazadas tuvieron una mejor supervivencia. Podría explicarse que el mejor nivel de supervivencia general se debió a una mejor salud general y no al hecho de estar embarazadas. Por lo tanto, a partir de este estudio, no se puede llegar a la conclusión de que el embarazo posterior a un cáncer de mama mejora la supervivencia. Pero la buena noticia es que el embarazo no afecta de manera negativa el riesgo de recurrencia o la futura supervivencia de las mujeres diagnosticadas con esta enfermedad.

Este estudio fue retrospectivo, lo cual significa que los investigadores analizaron información que se había recopilado antes de que se diseñara el estudio. Los estudios retrospectivos no se consideran tan buenos como los estudios en los que primero se realiza el diseño y luego se recopila información nueva específicamente para ese estudio.

Si actualmente recibes tratamiento para el cáncer de mama o si has recibido tratamiento anteriormente y crees que podrías quedar embarazada más adelante, este estudio puede brindarte tranquilidad. Sugiere que puedes quedar embarazada sin que esto afecte tu riesgo de recurrencia o tu supervivencia, independientemente del estado de receptores de hormonas del cáncer. Puedes obtener más información acerca de los problemas de fertilidad y de la planificación familiar después de recibir un tratamiento para el cáncer de mama en las páginas de Fertilidad y problemas en el embarazo durante y después del cáncer de mama de la sección Temas cotidianos de Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio