Cada vez más mujeres jóvenes reciben un diagnóstico de cáncer de mama metastásico

Read this page in English


Durante los últimos 30 años, se diagnosticó cáncer de mama metastásico en más mujeres de 25 a 39 años: de 1,53 casos por cada 100.000 mujeres en 1976 a 2,90 casos por cada 100.000 mujeres en 2009. Esto significa que a unas 800 mujeres menores de 40 años se les diagnostica cáncer de mama metastásico cada año en la actualidad, frente a unas 250 mujeres por año en 1976. Si bien el aumento es relativamente bajo, es muy alarmante.

El cáncer de mama en mujeres más jóvenes tiende a ser más agresivo y más difícil de tratar. Además, los análisis de detección de rutina no se recomiendan a mujeres menores de 40 años.

El cáncer de mama metastásico es el cáncer que se ha propagado hacia otras partes del cuerpo, fuera de la mama, como los huesos o el hígado. El cáncer de mama metastásico se considera un cáncer de estadio avanzado.

Esta investigación se publicó en la edición del 27 de febrero de 2013 de Journal of the American Medical Association (Boletín de la Asociación Médica Americana). Lee el resumen “Incidence of Breast Cancer With Distant Involvement Among Women in the United States, 1976 to 2009” (Incidencia del cáncer de mama con compromiso distante entre las mujeres estadounidenses, de 1976 a 2009) (en inglés).

Los investigadores analizaron la información sobre una variedad de factores, incluidos los diagnósticos de cáncer de mama en los Estados Unidos y la edad y el estadio al momento del diagnóstico, en tres bases de datos del Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER). El SEER es un gran registro de casos de cáncer que provienen de fuentes de todos los Estados Unidos, mantenido por los Institutos Nacionales de la Salud.

La cantidad de casos de cáncer de mama metastásico diagnosticados en mujeres de 25 a 39 años aumentó en un 2,1 % por año de 1976 a 2009. Las mujeres de todas las razas y grupos étnicos se vieron afectadas, y los aumentos se produjeron en las áreas urbanas, suburbanas y rurales. El mayor aumento se observó en mujeres de 25 a 34 años. Los casos de cáncer de mama metastásico de receptores de hormonas positivos aumentaron más que los casos de cáncer de mama metastásico de receptores de hormonas negativos.

No se observó ningún aumento real en la cantidad de casos de cáncer de mama metastásico diagnosticados por año en las mujeres mayores de 55 años durante el mismo período.

Los investigadores no están seguros de por qué se diagnostica cáncer de mama metastásico a más mujeres jóvenes y sugieren que probablemente esto se deba a una combinación de factores. Puede deberse, en parte, a que cada vez más mujeres buscan tener hijos a una edad más avanzada. Las mujeres que nunca han tenido un embarazo a término o que han tenido su primer hijo después de los 30 años corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con las mujeres que dieron a luz antes de los 30 años. Los químicos tóxicos del medio ambiente, los cambios en los hábitos de fumar y beber alcohol y el aumento de las tasas de obesidad también pueden ser factores importantes.

Si bien el aumento en los casos de cáncer de mama metastásico es alarmante, es importante recordar que la cantidad real es muy baja. Los investigadores señalaron que sus resultados deben confirmarse, posiblemente mediante la revisión de la información de otros países para confirmar si la tendencia existe a nivel mundial.

“Entonces, ¿qué hacemos con esta nueva información?”, preguntó la Presidenta y Fundadora de Breastcancer.org, Dra. Marisa Weiss. “Un aspecto que podemos abordar en este momento es la necesidad de saber que el cáncer de mama puede aparecer en las mujeres jóvenes. Y si eres una mujer joven y has notado algo que no está bien, como bultos, secreción de la mama o enrojecimiento, consulta al médico. No dejes que el médico descarte tus inquietudes debido a la edad que tienes”.

Además, es razonable mantener el riesgo de desarrollar cáncer de mama lo más bajo posible siguiendo una dieta balanceada y un estilo de vida saludables, que incluyan lo siguiente:

  • seguir una dieta balanceada con bajo contenido de azúcar y alimentos procesados
  • seguir una dieta balanceada rica en alimentos no procesados con muchos nutrientes
  • hacer ejercicios regularmente al nivel de mayor intensidad con el que te sientas cómoda
  • evitar las bebidas alcohólicas
  • no fumar

Para obtener más información sobre otros pasos que puedes seguir para reducir los riesgos, visita las páginas de la sección Disminuye los riesgos (en inglés) del sitio Breastcancer.org.

Puedes conocer más acerca del estudio en la entrevista que realizó Erin Burnett a la Dra. Weiss en CNN (en inglés).

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio