Un estudio inicial sugiere que Herceptin puede ayudar a tratar algunos casos de cáncer de mama de receptores HER2 negativos

Read this page in English


Herceptin (nombre genérico: trastuzumab) es un medicamento de terapia dirigida que se utiliza para tratar el cáncer de mama de receptores HER2 positivos.

Un estudio inicial realizado en ratones sugiere que Herceptin puede tratar eficazmente los pequeños tumores del cáncer de mama en los huesos, aunque el cáncer original se haya clasificado como cáncer de mama de receptores HER2 negativos.

El estudio fue publicado en línea el 26 de febrero de 2013 por la revista Cancer Research (Investigación sobre el cáncer). Lee el resumen “HER2 Drives Luminal Breast Cancer Stem Cells in the Absence of HER2 Amplification: Implications for Efficacy of Adjuvant Trastuzumab” (HER2 impulsa las células germinales del cáncer de mama luminal ante la ausencia de la amplificación de HER2: repercusiones de la eficacia de trastuzumab adyuvante) (en inglés).

El cáncer de mama de receptores HER2 positivos produce una cantidad excesiva de la proteína HER2. La proteína HER2 se encuentra en la superficie de las células cancerígenas y recibe señales que le indican al cáncer que crezca y se propague. Aproximadamente 1 de cada 4 casos de cáncer de mama es de receptores HER2 positivos. El cáncer de mama de receptores HER2 positivos tiende a ser más agresivo y más difícil de tratar que el cáncer de mama de receptores HER2 negativos.

Herceptin se une a la proteína HER2 y la bloquea, lo que impide que reciba señales de crecimiento.

Herceptin, que se administra por vía endovenosa, es un medicamento aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos que se utiliza para lo siguiente:

  • tratar casos de cáncer de mama de receptores HER2 positivos en estadio avanzado
  • reducir el riesgo de recurrencia (que el cáncer vuelva a aparecer) del cáncer de mama de receptores HER2 positivos en etapa temprana con un alto riesgo de recurrencia

En este estudio, los investigadores analizaron la información que se recopiló como parte de un estudio anterior sobre el cáncer de mama de receptores HER2 positivos. Descubrieron que algunos tipos de cáncer de mama del estudio se clasificaron de manera incorrecta como cáncer de receptores HER2 positivos. Debido a esto, dichos casos de cáncer se trataron con Herceptin, aunque en realidad eran de receptores HER2 negativos. Los investigadores estaban intrigados porque estas mujeres recibieron prácticamente los mismos beneficios del tratamiento con Herceptin que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores HER2 positivos.

En estudios anteriores, los investigadores hallaron que las células germinales cancerígenas de muchos tipos de cáncer de mama de receptores HER2 negativos son en realidad de receptores HER2 positivos. Dado que las células germinales constituyen una pequeña cantidad de las células de un tumor canceroso, la cantidad de HER2 no es suficiente para que el tumor pueda clasificarse como HER2 positivo a través de un análisis.

Las células germinales del cáncer de mama en ocasiones se llaman células “madre”: producen otras células germinales cancerígenas y células regulares del cáncer de mama. Las células germinales del cáncer de mama conforman alrededor del 1 % al 5 % de todas las células de un tumor de cáncer de mama.

Los investigadores también descubrieron que en los casos de cáncer de mama clasificados como HER2 negativo que se propagaron (metastatizaron) hacia los huesos, las concentraciones de HER2 fueron más altas en los casos de metástasis en los huesos en comparación con las de los casos de cáncer originales que se desarrollaron en la mama.

Por lo tanto, en el laboratorio, los investigadores criaron ratones con cáncer de mama de receptores HER2 negativos que se propagó hacia los huesos y luego los trataron con Herceptin. Hallaron que Herceptin trató eficazmente estas lesiones en los huesos cuando se administró en etapa temprana, es decir, cuando las lesiones eran muy pequeñas. Los médicos llaman a estas lesiones “micrometástasis”. Herceptin detuvo el crecimiento de estas pequeñas lesiones en los huesos casi por completo. Cuando Herceptin se administró en estadios posteriores, después de que las lesiones en los huesos habían crecido, el medicamento produjo pocos beneficios.

Si bien los hallazgos son alentadores, es importante tener en cuenta que solo son resultados iniciales que se obtuvieron en ratones tratados en un laboratorio. En la actualidad, no se recomienda tomar Herceptin a las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores HER2 negativos. Es necesario realizar más estudios para que los médicos comprendan totalmente cómo Herceptin podría utilizarse para tratar el cáncer de mama de receptores HER2 negativos.

Un estudio amplio, aleatorizado, patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud, está buscando la respuesta a cómo Herceptin puede utilizarse para tratar el cáncer de mama de receptores HER2 negativos. Si estás interesada en participar en este estudio, llama al 1-800-865-1125 para obtener más información acerca del estudio.

También puedes visitar las páginas de la sección Estudios clínicos del sitio Breastcancer.org para obtener más información.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio