Estudio encuentra fundamentos científicos sobre la afección de quimiocerebro

Read this page in English


Muchas mujeres que reciben quimioterapia para tratar el cáncer de mama dicen que tienen problemas para recordar, pensar y concentrarse durante el tratamiento y después de este. Estos problemas generalmente se llaman “quimiocerebro” o “quimioneblina”, pero los médicos los denominan “deterioro cognitivo” o “problemas cognitivos”.

Algunas mujeres pueden tener problemas para realizar las siguientes actividades:

  • aprender nuevas tareas
  • recordar nombres
  • prestar atención y concentrarse
  • encontrar las palabras adecuadas
  • realizar varias tareas a la vez
  • organizar sus ideas
  • recordar dónde se encuentran ciertos objetos (llaves, anteojos, etc.)

Un estudio encontró una relación entre la afección de quimiocerebro y las puntuaciones más bajas en pruebas neuropsicológicas. Las pruebas neuropsicológicas evalúan la capacidad de una persona para pensar, hablar y tomar decisiones, como así también las habilidades conductuales y motrices de la persona. El estudio estuvo dirigido por la Dra. Patricia Ganz, miembro del Comité Profesional de Asesoría de Breastcancer.org. y directora del área de investigación sobre prevención y control del cáncer en el Centro Oncológico Integral Jonsson, Los Ángeles, Universidad de California.

El estudio se publicó en línea el 18 de abril de 2013 en Boletín del Instituto Nacional del Cáncer. Lee el resumen “Cognitive Complaints After Breast Cancer Treatments: Examining the Relationship With Neuropsychological Test Performance” (Quejas sobre aspectos cognitivos después de los tratamientos del cáncer de mama: análisis de la relación con el desempeño en pruebas neuropsicológicas) (en inglés).

Hace tiempo que las mujeres que han recibido quimioterapia para tratar el cáncer de mama se quejan sobre la afección de quimiocerebro. Sin embargo, los médicos no han podido encontrar evidencias físicas que les permitan diagnosticar la afección, y algunos se preguntan si la afección de quimiocerebro realmente existe. Otros piensan que la afección está relacionada con la depresión y la ansiedad y no con la quimioterapia.

Por ende, los investigadores quisieron comprobar si las mujeres que se quejaban de la afección de quimiocerebro tenían diferentes puntuaciones en pruebas neuropsicológicas de las mujeres que no se quejaron de esta afección. Para superar el problema de la influencia de la depresión en la afección de quimiocerebro, los investigadores excluyeron a todas las mujeres que tenían síntomas graves de depresión.

El estudio investigó a 189 mujeres aproximadamente 1 mes después de someterse a cirugía y de finalizar otros tratamientos para el cáncer de mama en etapa temprana, y antes de comenzar la hormonoterapia:

  • El 66 % de las mujeres se había sometido a una lumpectomía.
  • Más del 50 % había recibido quimioterapia.
  • El 70 % tenía previsto comenzar con la hormonoterapia.
  • El 75 % había recibido terapia de radiación.

La edad promedio de las mujeres que participaron en el estudio fue de 52 años.

Los investigadores luego compararon las mujeres del estudio según la edad con un grupo de mujeres sanas a quienes no se les había diagnosticado cáncer de mama.

Todas las mujeres completaron un cuestionario sobre habilidades de memoria y pensamiento y realizaron una prueba neuropsicológica proporcionada por los investigadores.

Las mujeres a quienes se les había diagnosticado cáncer de mama tuvieron más probabilidades de presentar quejas graves relacionadas con la memoria y la solución de problemas que las mujeres a quienes no se les había diagnosticado la enfermedad:

  • El 23,3 % de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama presentaron quejas relacionadas con la memoria.
  • El 19 % de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama presentaron quejas relacionadas con la solución de problemas y el razonamiento.

Las mujeres que presentaron quejas relacionadas con la memoria y la solución de problemas tuvieron más probabilidades de haber recibido quimioterapia y radiación.

Cuando los investigadores analizaron las puntuaciones de las pruebas neuropsicológicas de las mujeres, determinaron que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama que informaron cambios en la memoria y el pensamiento, incluso cambios sutiles, presentaban diferencias perceptibles en sus puntuaciones de las pruebas, en comparación con las mujeres a quienes no se les había diagnosticado cáncer de mama. Las puntuaciones más bajas en las pruebas neuropsicológicas se relacionaron con lo siguiente:

  • quejas más graves relacionadas con la memoria y el pensamiento
  • administración del tratamiento de quimioterapia y radiación
  • síntomas relacionados con la depresión

“En el pasado, muchos investigadores afirmaron que no podemos confiar en las quejas que presentan los pacientes o en el hecho de que solo están deprimidos, ya que los estudios anteriores no pudieron encontrar la asociación entre las pruebas neuropsicólogicas y las quejas sobre aspectos cognitivos”, explicó la Dra. Ganz. “En este estudio, pudimos analizar componentes específicos de las quejas sobre aspectos cognitivos y determinar que estaban asociados con anomalías relevantes en las pruebas de funciones neuropsicológicas”.

Los resultados que se presentan en este artículo forman parte de un estudio en curso que investiga si la hormonoterapia contribuye a la afección de quimiocerebro y cómo lo hace. Al recopilar los resultados sobre la afección de quimiocerebro antes de que las mujeres inicien la hormonoterapia, los investigadores podrán determinar si los problemas relacionados con la memoria y el pensamiento de las mujeres cambian después de haber comenzado la hormonoterapia.

La buena noticia es que la mayoría de las mujeres con problemas de memoria y pensamiento durante el tratamiento del cáncer de mama se recuperan y pueden recordar y pensar con claridad una vez que el tratamiento finaliza. No obstante, una pequeña cantidad de mujeres continúan teniendo problemas durante 1 año o más después de finalizar el tratamiento.

Si te han diagnosticado cáncer de mama y tienes problemas de memoria y pensamiento, existen algunas medidas que pueden ayudarte. Puedes leer la transcripción de la Conferencia en línea con especialistas de Breastcancer.org sobre Cómo sobrellevar la afección de quimiocerebro (en inglés) para conocer las experiencias y preguntas de otras mujeres, así como también las respuestas de los médicos expertos de Breastcancer.org. Encontrarás consejos para poder realizar lo siguiente:

  • sobrellevar los problemas de memoria
  • mantener tu mente alerta
  • dormir más y mejor
  • mantenerte segura cuando no estás tan alerta

No dejes de visitar la sección Noticias de investigación del sitio Breastcancer.org para obtener la información más reciente sobre la afección del quimiocerebro y sus causas.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio