Las mujeres jóvenes deben someterse a una cirugía dentro de las 6 semanas posteriores al diagnóstico

Read this page in English


El cáncer de mama en mujeres y niñas de 15 a 39 años de edad es poco frecuente en los Estados Unidos; cerca del 5 % al 6 % de los casos de cáncer de mama se diagnostican en mujeres de este grupo etario. Sin embargo, las mujeres del grupo etario de 15 a 39 años tienen tasas de supervivencia más bajas que las mujeres de otras edades.

Después de un diagnóstico de cáncer de mama, los médicos elaborarán contigo un plan de tratamiento específico para tu situación particular. Muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama sienten la urgencia de lanzarse de lleno e iniciar el tratamiento inmediatamente después del diagnóstico. Sin embargo, por varios motivos, incluido el costo, otras mujeres pueden posponer el tratamiento por 2 meses o más.

Ciertos investigadores de California deseaban saber si las demoras para iniciar el tratamiento, la raza o el origen étnico de las mujeres, el tipo de seguro u otros factores incidían en las tasas de supervivencia en las mujeres jóvenes.

El estudio determinó que las mujeres jóvenes que esperaron más de 6 semanas para someterse a una cirugía de cáncer de mama tuvieron tasas de supervivencia más bajas que las mujeres jóvenes que se sometieron antes a la cirugía. Esperar más de 6 semanas para someterse a la cirugía incidió en mayor medida en las tasas de supervivencia de mujeres latinas y afroamericanas que en mujeres blancas.

El estudio fue publicado en línea el 24 de abril de 2013 por la revista JAMA Surgery (Revista de cirugía de la Asociación Médica Americana). Lee el resumen “Delay in Surgical Treatment and Survival After Breast Cancer Diagnosis in Young Women by Race/Ethnicity” (Demoras en el tratamiento quirúrgico y supervivencia tras diagnóstico de cáncer de mama en mujeres jóvenes según raza/origen étnico) (en inglés).

Los investigadores analizaron los registros de 8.860 mujeres jóvenes de 15 a 39 años de edad a quienes se les diagnosticó cáncer de mama entre 1997 y 2006. Los registros formaban parte de la base de datos del Registro de Cáncer de California.

Las tasas de supervivencia a 5 años de las mujeres jóvenes que se sometieron a una cirugía en diversos momentos tras el diagnóstico fueron las siguientes:

  • el 78 % en el caso de mujeres que se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después
  • el 84 % en el caso de mujeres que se sometieron a una cirugía en un plazo de 2 semanas
  • el 83 % en el caso de las mujeres que se sometieron a una cirugía en un plazo de 2 a 4 semanas

Al considerar específicamente los diferentes grupos de mujeres jóvenes que se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico, las tasas de supervivencia a 5 años fueron las siguientes:

  • el 57 % en el caso de las mujeres afroamericanas
  • el 74 % en el caso de las mujeres latinas
  • el 86 % en el caso de las mujeres blancas

El tipo de seguro que una mujer joven tenía y su situación socioeconómica, al parecer, incidieron en el plazo entre el diagnóstico y la cirugía:

  • El 17,8 % de las mujeres jóvenes con un seguro público, o sin seguro, se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico.
  • El 9,5 % de las mujeres jóvenes con seguro privado se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico.
  • El 17,5 % de las mujeres jóvenes que tenían un nivel socioeconómico bajo se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico.
  • El 7,7 % de las mujeres jóvenes que tenían un nivel socioeconómico alto se sometieron a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico.

En general, se observaron los siguientes puntos:

  • someterse a una cirugía más de 6 semanas después del diagnóstico
  • tener un diagnóstico de cáncer de receptores de estrógeno negativos
  • tener un seguro público o no tener seguro
  • tener un diagnóstico de cáncer en estadio avanzado

Estos puntos estuvieron relacionados con tasas de supervivencia más bajas.

Si eres una mujer joven y te han diagnosticado cáncer de mama, es conveniente que dediques tiempo a investigar y asegurarte de que el diagnóstico sea correcto y que tu plan de tratamiento sea adecuado. Sin embargo, como lo indica este estudio, también es conveniente iniciar el tratamiento alrededor de 1 mes después del diagnóstico.

Si no tienes seguro o estás desempleada, es posible que consideres la posibilidad de posponer el tratamiento porque te preocupa cómo afrontarás el costo. No sientas pánico, no omitas las consultas con el médico ni pospongas la cirugía. Tu vida puede depender de ello. Existen recursos disponibles para ayudarte.

En el consultorio de tu médico pueden darte una lista de organizaciones que ofrecen asistencia financiera para atención y tratamientos contra el cáncer de mama, así como organizaciones locales que ofrecen asistencia financiera para necesidades prácticas tales como transporte, alimentación y cuidado de los niños.

Además, muchos hospitales actualmente incluyen asesores de pacientes en el equipo de atención médica del cáncer de mama. Un asesor de pacientes puede ayudarte a comprender y utilizar los sistemas de seguros y atención médica. Los asesores de pacientes también pueden ayudar a superar las barreras culturales e idiomáticas y las opiniones parciales según la cultura, raza o edad. Consulta con el médico o el personal de enfermería para que te recomienden un asesor de pacientes.

Tú eres única y mereces recibir la mejor atención posible, de manera oportuna. No permitas que ningún obstáculo te impida recibir el tratamiento.

Para obtener más información sobre cómo puedes recibir ayuda económica, visita las páginas Cómo pagar por la atención del sitio Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio