El seguro médico influye en el tipo de cirugía al que se someten las mujeres para tratar el cáncer de mama en etapa temprana

Read this page in English


La lumpectomía (también llamada cirugía de conservación de la mama) seguida de radiación probablemente sea igual de eficaz que la mastectomía para las mujeres a quienes se les ha diagnosticado cáncer de mama en etapa temprana.

Algunos estudios revelaron que las mujeres con pequeños tumores en la mama (de menos de 4 cm), tratadas con lumpectomía y terapia de radiación, tuvieron las mismas probabilidades de seguir con vida y sin la enfermedad, durante los siguientes 20 años, que las mujeres que se habían sometido a mastectomías. Sobre la base de estos estudios, los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos publicaron una declaración en 1991 que expresaba que para tratar el cáncer de mama en etapa temprana se prefería la lumpectomía más radiación, en vez de la mastectomía.

Un nuevo estudio indica que las mujeres que poseen seguro a través de Medicaid presentan más probabilidades de someterse a una mastectomía para tratar el cáncer de mama en etapa temprana que las mujeres que poseen un seguro privado.

El estudio fue publicado en línea el 24 de abril de 2013 por JAMA Surgery (Revista de cirugía de la Asociación Médica Americana). Lee el resumen “Effect of Insurance Payer Status on the Surgical Treatment of Early Stage Breast Cancer” (Efecto de la condición como pagador de seguro en el tratamiento quirúrgico del cáncer de mama en etapa temprana) (en inglés).

Para determinar si el tipo de seguro que una mujer tenía había incidido en el tipo de cirugía de cáncer de mama al que se había sometido, los investigadores analizaron los registros de 1.539 mujeres que se habían sometido a una cirugía para tratar el cáncer de mama en etapa temprana en un centro de Ohio de 1996 a 2009. Los casos de cáncer de mama en estadio I, estadio II y estadio IIIA se consideran cáncer en etapa temprana.

En general, el 42 % de las mujeres se había realizado una mastectomía y el 58 %, una lumpectomía. Cuando los investigadores analizaron las cirugías según el tipo de seguro, determinaron lo siguiente:

  • El 60 % de las mujeres con seguro de Medicaid se sometieron a una mastectomía.
  • El 39 % de las mujeres con un seguro privado se sometieron a una mastectomía.

En general, las mujeres a quienes se les habían diagnosticado tumores de menos de 2 cm tuvieron más probabilidades de someterse a una lumpectomía (el 71 % se realizó una lumpectomía), y las mujeres a quienes se les habían diagnosticado tumores con un tamaño de 2 cm a 4 cm tuvieron más probabilidades de someterse a una mastectomía (el 81 % se realizó una mastectomía).

Sin embargo, las mujeres con un seguro privado a quienes se les habían diagnosticado tumores de menos de 2 cm tuvieron más probabilidades de someterse a una mastectomía que las mujeres con seguro de Medicaid a quienes se les habían diagnosticado tumores de menos de 2 cm:

  • El 47 % de las mujeres con tumores de menos de 2 cm que tenían seguro privado se sometieron a una mastectomía.
  • El 11 % de las mujeres con tumores de menos de 2 cm que tenían seguro de Medicaid se sometieron a una mastectomía.

De acuerdo con los investigadores, esta diferencia podría deberse a la preferencia de las mujeres o de los cirujanos. A los cirujanos se les reembolsa alrededor de un 40% menos por la lumpectomía, en comparación con la mastectomía. Los investigadores dijeron que el nivel de reembolso no incide en el tipo de cirugía recomendada para el cáncer de mama en etapa temprana.

Si te han diagnosticado cáncer de mama en etapa temprana, es recomendable que le preguntes a tu médico sobre todas las opciones quirúrgicas disponibles. Debe considerar una serie de factores, incluidos los siguientes:

  • tus preferencias
  • otros problemas de salud que tengas
  • todas las características del cáncer
  • la distancia a la que te encuentras de los centros de tratamiento

Si bien todos los casos de cáncer de mama de este estudio se consideraron de etapa temprana, las mujeres que tenían seguro a través de Medicaid recibieron un diagnóstico de tumores más grandes que las mujeres que tenían un seguro privado (3,3 cm, en comparación con 2,1 cm).

Las mujeres que tenían seguro a través de Medicaid también tuvieron menos probabilidades de que les diagnosticaran cáncer de mama de estadio I:

  • El 30 % de las mujeres con un seguro de Medicaid tuvieron cáncer de mama de estadio I.
  • El 47 % de las mujeres con un seguro privado tuvieron cáncer de mama de estadio I.

Los resultados se asemejan a estudios anteriores que demostraron que las mujeres con seguro de Medicaid tuvieron más probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama en estadio más avanzado. Esto puede deberse a que las mujeres con seguro de Medicaid tienen menos probabilidades de realizarse mamografías de detección, por lo cual el cáncer de mama se diagnostica más tarde, en un estadio más avanzado. No está claro por qué las mujeres con Medicaid tienen menos probabilidades de realizarse mamografías de detección; algunas investigaciones sugieren que es más difícil para las mujeres con Medicaid programar una consulta a fin de realizarse una mamografía.

TODAS las mujeres merecen recibir la mejor atención médica posible para el cuidado de sus mamas independientemente de la edad, el origen étnico, la condición económica o el estado de seguro médico. Se deben eliminar las diferencias que inciden en los resultados relacionados con el cáncer, como la detección, el acceso a la atención y la calidad y uniformidad de la atención.

La detección es un buen punto para comenzar. El cáncer de mama que se diagnostica en una etapa temprana es por lo general más fácil de tratar y ofrece las mejores tasas de supervivencia. La detección periódica del cáncer de mama, como las mamografías anuales y los exámenes de mamas realizados por profesionales médicos, es importante para todas las mujeres. Pagar la atención médica puede ser complicado, especialmente si tienes ingresos limitados y un seguro médico inadecuado, o si no tienes seguro médico y solo cuentas con la cobertura de Medicare. Sin embargo, si tienes más de 40 años, no realizarse las mamografías periódicas NO es una opción. Cumple el plan de detección que tú y tu médico consideren mejor para tu caso. Si no puedes realizarte una mamografía debido a problemas relacionados con el costo o la programación de la consulta, habla con tu médico, con un trabajador social del hospital o con los miembros del personal de un centro de mamografías. Pregunta si existen programas de mamografías gratuitos y servicios de atención médica en tu área. Se trata de TU salud y TU futuro, y mereces recibir la mejor atención posible.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio