La incorporación de una imagen 3D a las mamografías de detección parece mejorar la detección y reducir los falsos positivos

Read this page in English


La mamografía tridimensional (también llamada tomosíntesis digital) genera una imagen tridimensional de la mama por medio de rayos X. Se utilizan varias imágenes de dosis baja desde diferentes ángulos de la mama para generar la imagen 3D final.

Una mamografía convencional genera una imagen bidimensional de la mama a partir de dos imágenes radiográficas de cada mama.

La mamografía tridimensional está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, pero aún no está considerada como el tratamiento convencional de detección del cáncer de mama. Como es relativamente nueva, no está disponible en todos los hospitales y centros de mamografías.

El estudio Screening with Tomosynthesis or Standard Mammography (Detección con tomosíntesis o con mamografía convencional o STORM) determinó que al agregar una imagen tridimensional a una mamografía bidimensional convencional, se detectan más casos de cáncer y se reduce la cantidad de falsos positivos.

Un falso positivo es un área anómala que parece cáncer, pero resulta ser un área sana. Además de la preocupación por tener un diagnóstico de cáncer de mama, un falso positivo implica más análisis y consultas de seguimiento, que pueden resultar estresantes.

El estudio fue publicado en línea el 25 de abril de 2013 por la revista The Lancet Oncology. Lee el resumen “Integration of 3D digital mammography with tomosynthesis for population breast-cancer screening (STORM): A prospective comparison study” (Integración de la mamografía digital 3D con la tomosíntesis para la detección de cáncer de mama en la población [STORM]: Estudio prospectivo de comparación) (en inglés).

Más de 7.290 mujeres italianas mayores de 48 años de edad participaron en el estudio. Las mujeres nunca habían recibido un diagnóstico de cáncer de mama y no tenían ningún síntoma. A las mujeres se les realizaron una mamografía bidimensional y una mamografía tridimensional, una inmediatamente después de la otra. La mamografía 3D se fusionó con la mamografía 2D para crear una imagen más completa de la mama.

Luego, los investigadores leyeron la mamografía en dos etapas. Primero, leyeron las mamografías bidimensionales y, luego, la mamografía 2D y 3D integradas. Dos radiólogos observaron cada mamografía ya que se ha demostrado que la doble lectura es más precisa que la lectura realizada por un solo radiólogo. Después de cada lectura, los radiólogos podían decidir si se debía llamar a una mujer para realizar otras pruebas debido a un área sospechosa.

De los 59 casos de cáncer detectados en 57 de las mujeres:

  • se detectaron 39 casos mediante ambas mamografías
  • se detectaron 20 casos solo mediante la mamografía 2D y 3D integradas

Por lo tanto, las mamografías 2D y 3D integradas detectaron 8,1 casos de cáncer cada 1.000 detecciones, en comparación con 5,3 casos de cáncer cada 1.000 detecciones con mamografías 2D.

De los 395 falsos positivos:

  • 181 provinieron de ambas mamografías
  • 141 provinieron solo de las mamografías 2D
  • 73 provinieron de la mamografía 2D y 3D integradas

Los investigadores estimaron que al requerir un resultado positivo en mamografías 2D y 3D integradas antes de llamar a una mujer para realizarle más pruebas, se podría haber reducido la tasa de falsos positivos en un 17,2 %, sin dejar de detectar ningún caso de cáncer.

Estos resultados son muy prometedores y respaldan estudios anteriores que indicaban los beneficios de combinar la mamografía 3D/tomosíntesis digital con la mamografía digital.

Sin embargo, se necesitan más estudios antes de que la mamografía 3D se incluya en los estudios de detección de rutina del cáncer de mama. Como se trata de otro estudio de diagnóstico por imágenes, la mamografía 3D expone a las mujeres a radiación adicional. Los investigadores buscan los modos de reemplazar las imágenes convencionales de las mamografías con aquellas generadas a partir de imágenes de una mamografía 3D, a fin de reducir la exposición a la radiación.

Visita la página Tomosíntesis digital del sitio Breastcancer.org para obtener más información sobre cómo se realiza una mamografía 3D y en qué difiere de una mamografía bidimensional.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio