Un estudio sugiere que la ampliación de la cobertura de Medicaid ofrece diversos resultados en materia de salud

Read this page in English


La Ley de Atención Médica Asequible ampliará la cobertura de Medicaid en los Estados Unidos. Cada estado administra un programa de Medicaid que ofrece un seguro médico para personas de ingresos bajos, familias y niños, personas mayores y personas con discapacidades. Las reglas de selección para Medicaid son diferentes en cada estado, pero la mayoría de los estados ofrecen cobertura para adultos con hijos con cierto nivel de ingresos.

A partir de 2014, la mayoría de los adultos menores de 65 años que ganen hasta alrededor de $15.000 por año reunirán los requisitos para obtener la cobertura de Medicaid en todos los estados, en virtud de la Ley de Atención Médica Asequible.

Muchos expertos en política se han preguntado acerca de los efectos de ampliar la cobertura de Medicaid: ¿Las personas estarán más sanas con la cobertura de Medicaid que sin un seguro médico?

En 2008, el estado de Oregón amplió su programa de Medicaid mediante un sistema de lotería. Se eligieron al azar alrededor de 30.000 personas para recibir la cobertura de Medicaid de una lista de espera de casi 90.000 personas. Esto les dio la oportunidad a los investigadores de comparar el impacto de la cobertura de Medicaid en la salud de las personas que tenían la cobertura de Medicaid con las personas que no la tenían. En general, los investigadores determinaron que la cobertura de Medicaid, en realidad, no mejoró los resultados específicos en materia de salud que se midieron (presión arterial alta y colesterol alto), pero sí aumentó el uso de muchos servicios preventivos, incrementó la tasa de diagnósticos de diabetes, redujo las tasas de depresión y disminuyó la presión de tener que pagar la atención médica, especialmente en casos de eventos y emergencias médicas catastróficos.

El estudio se publicó en la edición del 2 de mayo de 2013 del New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). Lee el resumen “The Oregon Experiment – Effects of Medicaid on Clinical Outcomes” (El experimento de Oregón: impacto de Medicaid en los resultados clínicos) (en inglés).

Si bien este estudio no incluyó específicamente al cáncer de mama, sí analizó si existe una diferencia entre tener Medicaid y no tener seguro médico con relación a los resultados generales en materia de salud.

Los investigadores entrevistaron a 12.229 personas:

  • De ellas, 6.387 personas fueron las ganadoras de la lotería para comenzar a ser elegibles y luego se inscribieron en Medicaid.
  • Las otras 5.842 no fueron seleccionadas en la lotería y siguieron sin tener seguro médico.

Los dos grupos fueron similares en términos de sexo, edad y origen étnico.

Dos años después de que los ganadores de la lotería se inscribieron en Medicaid, los investigadores les pidieron a todas las personas del estudio que completaran cuestionarios detallados sobre su cobertura de salud y seguro, los medicamentos que tomaban, la calidad de vida y los servicios de atención médica que utilizaban. Los investigadores también midieron la presión arterial de los participantes, les extrajeron una muestra de sangre y evaluaron la depresión mediante una herramienta de detección.

Los investigadores determinaron que la cantidad de personas con presión arterial alta, colesterol alto y niveles altos de hemoglobina glucosilada (un análisis de sangre que se utiliza para diagnosticar la diabetes) fue similar en ambos grupos.

La cobertura de Medicaid tampoco incidió en los siguientes aspectos:

  • la cantidad de visitas a salas de emergencia
  • la cantidad de hospitalizaciones
  • la probabilidad de que una persona fuera obesa o fumara

Sin embargo, las personas que se habían inscrito en Medicaid:

  • tenían más probabilidades de haber sido diagnosticadas con diabetes y de tomar medicamentos para controlar la diabetes
  • cerca del 30 % tenía menos probabilidades de padecer depresión, de acuerdo con las puntuaciones de la herramienta de detección
  • tenían más probabilidades de decir que su estado de salud era igual o mejor que el año anterior
  • tenían menos probabilidades de presentar problemas económicos debido a costos médicos; las personas con cobertura de Medicaid prácticamente no tenían gastos médicos catastróficos (gastos en efectivo que equivalían a más del 30 % de los ingresos de una persona)
  • tomaban más medicamentos recetados
  • visitaban al médico con más frecuencia que el año anterior
  • tenían más probabilidades de que les realizaran análisis de detección de colesterol
  • tenían más probabilidades de informar que contaban con un mejor acceso a la atención médica.

Dado que el estudio analizó los impactos de Medicaid durante solo 2 años, es poco probable que ponga fin al debate acerca de la decisión de ampliar considerablemente Medicaid mediante la Ley de Atención Médica Asequible. No obstante, los investigadores afirmaron que tienen más datos para analizar, por lo que podrían publicarse más informes.

No importa cuál sea tu situación con respecto al seguro médico, si te han diagnosticado cáncer de mama, recuerda que tú eres única y mereces la mejor atención posible. No permitas que ningún obstáculo te impida recibir el tratamiento.

Si no tienes seguro o estás desempleada, el pago del tratamiento puede parecer abrumador. No sientas pánico, no omitas los tratamientos ni las consultas con el médico. Existen recursos disponibles para ayudarte.

En el consultorio de tu médico pueden darte una lista de organizaciones que ofrecen asistencia financiera para atención y medicamentos contra el cáncer de mama, así como organizaciones locales que ofrecen asistencia financiera para necesidades prácticas tales como transporte, alimentación y cuidado de los niños. Muchas empresas farmacéuticas tienen fondos especiales para ayudar a la gente a pagar por los medicamentos que producen.

Además, muchos hospitales actualmente incluyen asesores de pacientes en el equipo de atención médica del cáncer de mama. Un asesor de pacientes puede ayudarte a comprender y utilizar los sistemas de seguros y atención médica. Los asesores de pacientes también pueden ayudar a superar las barreras culturales e idiomáticas y las opiniones parciales según la cultura, raza o edad. Consulta con el médico o el personal de enfermería para que te recomienden un asesor de pacientes.

Para obtener más información sobre la ayuda económica para personas que cuenten con un seguro o no, incluidos consejos para reducir los costos de medicamentos, visita las páginas Cómo pagar por la atención en la sección Temas cotidianos del sitio Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio