Otro estudio demuestra que es mejor tomar tamoxifeno durante 10 años, en vez de 5 años, para tratar la enfermedad de receptores de estrógeno positivos en etapa temprana

Read this page in English


Después de la cirugía y de otros tratamientos (quimioterapia, terapia de radiación), las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de hormonas positivos en etapa temprana suelen tomar medicamento de hormonoterapia durante 5 años para reducir el riesgo de recurrencia (que el cáncer vuelva a aparecer). Cuando la hormonoterapia se aplica de esta manera, se la denomina hormonoterapia adyuvante.

De las opciones de hormonoterapia adyuvante, el tamoxifeno se ha aprobado como el medicamento de mayor duración, y está aprobado para tratar a las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas. El otro tipo de hormonoterapia incluye los inhibidores de la aromatasa, que están aprobados para tratar solo a las mujeres posmenopáusicas.

Aunque la mayoría de las mujeres toman tamoxifeno durante 5 años, no se ha dejado en claro si el hecho de tomar tamoxifeno durante más tiempo ofrecería más beneficios.

En diciembre de 2012, se presentaron los resultados del estudio ATLAS en el Simposio sobre Cáncer de Mama de San Antonio y se demostró que el tratamiento con tamoxifeno durante 10 años en vez de 5 años después de la cirugía logró lo siguiente:

  • redujo el riesgo de recurrencia del cáncer de mama (que el cáncer vuelva a aparecer)
  • redujo la cantidad de muertes por cáncer de mama
  • mejoró la supervivencia general

En la actualidad, otro gran estudio obtuvo resultados similares: el tratamiento con tamoxifeno durante 10 años, en vez de 5 años, dio mejores resultados.

En la reunión anual de 2013 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, celebrada el 1 de junio de 2013, se presentó el estudio “Long-term effects of continuing adjuvant tamoxifen to 10 years versus stopping at 5” (Efectos a largo plazo del tratamiento continuo con tamoxifeno adyuvante por 10 años en comparación con el tratamiento por 5 años).

El tamoxifeno sigue siendo el medicamento de hormonoterapia adyuvante recomendado para las mujeres PREmenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de hormonas positivos en etapa temprana. El tratamiento con inhibidores de la aromatasa se ha convertido en la hormonoterapia adyuvante recomendada para las mujeres POSmenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de hormonas positivos en etapa temprana. Esta preferencia de utilizar inhibidores de la aromatasa en vez de tamoxifeno en las mujeres posmenopáusicas se debe a que diversos estudios han demostrado que las mujeres posmenopáusicas tratadas con un inhibidor de la aromatasa tienen un riesgo de recurrencia ligeramente más bajo que las mujeres tratadas con tamoxifeno.

En un amplio estudio realizado en el Reino Unido llamado aTTOM (Tamoxifeno adyuvante: ¿ofrecer más?) se asignaron al azar casi 7.000 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de estrógeno positivos en etapa temprana que habían finalizado el tratamiento con tamoxifeno de 5 años para que continuaran con la terapia durante 5 años más o para que la suspendieran.

A continuación, los investigadores analizaron si el riesgo de recurrencia era menor y si la supervivencia era mayor en alguno de los grupos de mujeres. Los investigadores también intentaron determinar si el tratamiento con tamoxifeno por 10 años causó efectos secundarios en alguna de las mujeres.

Los investigadores hallaron lo siguiente:

  • De las mujeres que tomaron tamoxifeno por 10 años, 580 presentaron recurrencia.
  • De las mujeres que tomaron tamoxifeno por 5 años, 672 presentaron recurrencia.

La diferencia fue considerable, lo que significa que era probable debido a los 5 años adicionales de tratamiento con tamoxifeno, y no simplemente por casualidad.

  • De las mujeres que tomaron tamoxifeno por 10 años, 392 fallecieron después de la recurrencia.
  • De las mujeres que tomaron tamoxifeno por 5 años, 443 fallecieron después de la recurrencia.

En general, el tratamiento con tamoxifeno durante 10 años redujo las tasas de recurrencia del cáncer de mama y de muertes en un 25 % más, en comparación con el tratamiento con tamoxifeno por 5 años.

Como todo medicamento de hormonoterapia, el tamoxifeno puede causar efectos secundarios, algunos de ellos graves. Algunos efectos secundarios frecuentes del tamoxifeno son bochornos y sudor nocturno. En muy pocos casos, el tamoxifeno puede causar coágulos de sangre peligrosos. Además, el tamoxifeno puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio en algunas mujeres.

En este estudio, los investigadores hallaron que el tratamiento con tamoxifeno por 10 años aumentó el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio, en comparación con el tratamiento con tamoxifeno por 5 años. No obstante, los beneficios de tomar tamoxifeno durante 10 años superaron los riesgos.

En combinación con los resultados del ensayo ATLAS, estos resultados son sumamente prometedores y es probable que modifiquen el tratamiento de hormonoterapia estándar para las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de receptores de estrógeno positivos en etapa temprana.

Si estás atravesando la etapa premenopáusica, te han diagnosticado cáncer de mama de receptores de estrógeno positivos en etapa temprana y estás terminando el tratamiento con tamoxifeno por 5 años, puedes consultar al médico acerca de este estudio y si es recomendable que continúes tomando tamoxifeno por 5 años más (para alcanzar un total de 10 años). Si el médico no te recomienda prolongar el tratamiento con tamoxifeno, es conveniente que preguntes los motivos. Juntos, pueden elegir el mejor plan de tratamiento para TI.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio