¿Se puede reducir el riesgo al comer determinados tipos de pescado?

Read this page in English


Los ácidos grasos omega 3, también llamados ácidos grasos poliinsaturados n-3 (AGPI n-3), son nutrientes importantes asociados con muchas funciones del cuerpo, especialmente las respuestas del sistema inmunitario. El cuerpo no produce los AGPI n-3 y debes obtenerlos de los alimentos que ingieres.

Las concentraciones de AGPI n-3 más altas se encuentran en pescados de agua fría, como sardina, salmón, arenque y caballa. Estos ácidos grasos también están presentes en menores concentraciones en alimentos vegetales como la linaza, las nueces, los frijoles rojos y los frijoles blancos.

Un estudio sugiere que comer una o dos porciones por semana de pescado de agua fría rico en AGPI n-3 permite reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama en un 14 % más adelante. Aparentemente, los AGPI n-3 que se encuentran en los vegetales no producen efectos en el riesgo.

El estudio fue publicado en línea el 27 de junio de 2013 por la BMJ (revista médica británica). Lee el resumen de “Intake of fish and marine n-3 polyunsaturated fatty acids and risk of breast cancer: meta-analysis of data from 21 independent prospectianálisisve cohort studies” (en inglés).

Este estudio es un metaanálisis, es decir, un estudio que combina y analiza los resultados de varios estudios anteriores. En este caso, se analizaron los resultados de 21 estudios que se hicieron a casi 900.000 personas.

Si bien los resultados son alentadores, otros investigadores tienen algunas preguntas acerca del estudio:

  • En los 21 estudios analizados, se utilizaron métodos muy diferentes para calcular la cantidad de AGPI n-3 que los participantes de los estudios ingerían. Por lo tanto, la cantidad real de AGPI n-3 de la dieta balanceada de cada persona podría presentar una gran diferencia.
  • Los estudios tuvieron diferentes duraciones, por lo que no se determinó un período de seguimiento promedio para el metaanálisis. Por eso, no sabemos si el vínculo entre la reducción del riesgo y la ingesta de AGPI n-3 incluidos en el pescado se produjo durante décadas, años, o meses.
  • Muchos de los estudios no se adaptaron a otros factores que pueden afectar el riesgo de desarrollar cáncer de mama, como el índice de masa corporal, el consumo de alcohol, y los antecedentes familiares. Por lo tanto, no queda claro si el hecho de ingerir los AGPI n-3 que están en el pescado fue el único factor que afectó el riesgo en los estudios.

Este estudio no demuestra que el hecho de comer pescado rico en AGPI n-3 reducirá el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Es posible que las mujeres que comen pescado también sigan otros pasos que mantengan el riesgo de desarrollar cáncer de mama lo más bajo posible, como no fumar ni beber alcohol, mantener un peso saludable y hacer ejercicios regularmente. Es necesario realizar más investigaciones para que los médicos puedan entender la relación entre los AGPI n-3 y la reducción del riesgo.

Para mantener el riesgo de desarrollar cáncer de mama lo más bajo posible, es razonable seguir una dieta balanceada y opciones de estilo de vida saludables, que incluyen lo siguiente:

  • seguir una dieta balanceada con bajo contenido de azúcar y alimentos procesados
  • seguir una dieta balanceada rica en alimentos no procesados con muchos nutrientes
  • hacer ejercicios regularmente al nivel de mayor intensidad con el que se sienta cómoda
  • evitar las bebidas alcohólicas
  • no fumar

Para obtener más información sobre otros pasos que puedes seguir para reducir los riesgos, visita las páginas de la sección Disminuye los riesgos (en inglés) del sitio Breastcancer.org.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio