La eritropoyetina ayuda a aliviar la anemia provocada por la quimioterapia de dosis densa

Read this page in English


Muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana con alto riesgo de recurrencia (que el cáncer vuelva a aparecer) reciben quimioterapia después de la cirugía para reducir el riesgo de recurrencia. En algunos casos, la quimioterapia se puede administrar en un cronograma de dosis densa.

Esto significa que los medicamentos de quimioterapia se administran cada 2 semanas en lugar del cronograma estándar, que estipula la administración cada 3 semanas. Es posible que los médicos recomienden un cronograma de dosis densa en algunas mujeres ya que otra investigación indicó que este enfoque puede mejorar la supervivencia y disminuir el riesgo de recurrencia de manera más eficaz que un cronograma de quimioterapia estándar.

En muchos casos, la quimioterapia de dosis densa puede provocar anemia.

La anemia significa que tienes un recuento bajo de glóbulos rojos o que tus glóbulos rojos no tienen suficiente hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que se encuentra en los glóbulos rojos y que lleva el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Si tienes anemia, es posible que te sientas cansada, débil, con frío o mareada. Quizá se te produzcan hematomas fácilmente y tengas hemorragias nasales con frecuencia.

Los medicamentos que contienen eritropoyetina (EPO) como, por ejemplo, Epogen (nombre genérico: epoetina alfa), pueden ayudar a que tu cuerpo produzca más glóbulos rojos. Sin embargo, no está claro si es conveniente administrar la EPO a mujeres con un tratamiento del cáncer de mama en etapa temprana debido a que ciertos estudios anteriores indicaron que causaba más recurrencia y tasas de supervivencia más bajas, así como un mayor riesgo de presentar coágulos sanguíneos.

Por estos motivos, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos afirmó que la EPO solo se debe usar para tratar la anemia provocada por la quimioterapia. La FDA también afirmó que la EPO no se debe usar para prevenir la anemia ni tampoco cuando el resultado de un tratamiento es la cura, como sucede cuando se utiliza la quimioterapia para tratar el cáncer de mama en etapa temprana.

En la actualidad, un nuevo estudio determinó que la EPO era eficaz para prevenir la anemia en mujeres que recibían quimioterapia de dosis densa para tratar el cáncer de mama en etapa temprana con un alto riesgo de recurrencia, sin provocar efectos en la recurrencia ni en la supervivencia. Sin embargo, las mujeres a las que se les administró la EPO tenían más del doble de posibilidades de presentar coágulos sanguíneos, en comparación con las mujeres a las que no se les administró la EPO.

El estudio fue publicado en línea el 16 de julio de 2013 por el Journal of the National Cancer Institute (Boletín del Instituto Nacional del Cáncer). Lee “Adding Epoetin Alfa to Intense Dose-Dense Adjuvant Chemotherapy for Breast Cancer: Randomized Clinical Trial” (Adición de epoetina alfa a una quimioterapia de dosis densa adyuvante para el cáncer de mama: ensayos clínicos aleatorios) (en inglés).

Estos nuevos resultados del estudio de la EPO son parte de un estudio alemán anterior que analizó dos tratamientos de quimioterapia para tratar el cáncer de mama en etapa temprana con un alto riesgo de recurrencia. Ambos tratamientos usaban Ellence (nombre genérico: epirrubicina), Cytoxan (nombre genérico: ciclofosfamida) y Taxol (nombre genérico: paclitaxel). Se asignó al azar a casi 1.300 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en estadio II a estadio IIIA con, al menos, cuatro ganglios linfáticos positivos, para que siguieran alguno de estos tratamientos:

  • tratamiento estándar: cuatro ciclos de 3 semanas de 90 mg de Ellence y 600 mg de Cytoxan seguidos de cuatro ciclos de 3 semanas de 175 mg de Taxol (626 mujeres)
  • tratamiento de dosis densa: tres ciclos de 2 semanas de 150 mg de Ellence seguidos de tres ciclos de 2 semanas de 225 mg de Taxol seguidos de tres ciclos de 2 semanas de 2.500 mg de Cytoxan (658 mujeres)

Después de 10 años de seguimiento, el estudio indicó que las mujeres que siguieron el tratamiento de dosis densa tenían mejores tasas de supervivencia que las mujeres que siguieron el tratamiento estándar.

Las mujeres que siguieron el tratamiento de dosis densa también presentaron una alta tasa de transfusiones, ya que las tasas de hemoglobina disminuían demasiado (por debajo de los 9 g/dl, gramos por decilitro de sangre).

Para el estudio de la EPO, los investigadores designaron al azar a las mujeres que seguían el tratamiento de dosis densa para que se les administrara una de estas opciones:

  • tres inyecciones de la EPO por semana para mantener un nivel de hemoglobina entre 12,5 y 13 g/dl; las inyecciones de la EPO se suspendían si los niveles de hemoglobina superaban los 14 g/dl y se retomaban si disminuían por debajo de los 13 g/dl (324 mujeres)
  • no se administrara ninguna dosis de la EPO (319 mujeres)

Todas las mujeres que siguieron el tratamiento de dosis densa tomaron también 200 mg de hierro por día.

Los investigadores hallaron que las mujeres a las que se les administró la EPO eran mucho menos propensas a necesitar una transfusión debido a los bajos niveles de hemoglobina:

  • 86 mujeres (28,1%) a las que no se les administró la EPO recibieron una transfusión
  • 41 mujeres (12,8%) a las que se les administró la EPO necesitaron una transfusión

Las tasas de supervivencia sin recaída (período en que las mujeres vivieron sin recurrencia) después de 5 años eran similares para los dos grupos:

  • el 71% en el caso de mujeres a las que no se les administró la EPO
  • el 72 % en el caso de mujeres a las que se les administró la EPO

Las tasas de supervivencia generales (el período en que las mujeres vivieron, ya sea que el cancer haya vuelto a aparecer o no) después de 5 años también eran similares entre los dos grupos:

  • el 83% en el caso de mujeres a las que no se les administró la EPO
  • el 81% en el caso de mujeres a las que se les administró la EPO

Sin embargo, las mujeres a las que se les administró la EPO tuvieron casi el doble de posibilidades de presentar coágulos sanguíneos, en comparación con las mujeres a las que no se les administró la EPO:

  • 39 mujeres (el 13%) a las que se les administró la EPO tuvieron un coágulo sanguíneo
  • 22 mujeres (el 7%) a las que no se les administró la EPO tuvieron un coágulo sanguíneo

Si bien estos resultados son prometedores, no todos los médicos tienen la certeza de que la EPO es una buena opción para prevenir la anemia en mujeres que reciben quimioterapia de dosis densa para tratar el cáncer de mama de alto riesgo en etapa temprana. Algunos médicos consideran que el estudio en realidad no se llevó a cabo para analizar si la EPO afectaba la tasa de supervivencia en general o sin recaída. Otros médicos afirmaron que la administración de una dosis de Cytoxan ligeramente más baja en el tratamiento de dosis densa brindaría los mismos beneficios y, al mismo tiempo, mantendría los niveles de hemoglobina estables. Esto reduciría la necesidad de transfusiones, lo cual eliminaría la necesidad de administrar la EPO.

Asimismo, Ellence se utiliza más comúnmente en Europa y, por lo tanto, es posible que el estudio no afecte los estándares de atención en los Estados Unidos. Un típico tratamiento de quimioterapia de dosis densa en los Estados Unidos es más probable que incluya Adriamicina (nombre genérico: doxorrubicina) y Cytoxan, seguido de Taxol.

Si te estás recibiendo quimioterapia, en especial una quimioterapia de dosis densa, después de la cirugía para extirpar el cáncer de mama en etapa temprana con alto riesgo de recurrencia, habla con tu médico sobre el riesgo de presentar anemia. Asimismo, pregúntale sobre el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos. Juntos, tú y tu médico, pueden decidir cuál es el tratamiento más adecuado para disminuir el riesgo de que vuelva a aparecer el cáncer de mama, además de las medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de anemia.

Visita la sección Quimioterapia del sitio Breastcancer.org para obtener más información sobre la quimioterapia de dosis densa y los efectos secundarios de la quimioterapia.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio