Los estudios muestran riesgos y beneficios de la terapia de radiación intraoperatoria

La terapia de radiación intraoperatoria (IORT, por su sigla en inglés) es una manera relativamente nueva de brindar este tipo de terapia. Durante la cirugía para extirpar el cáncer de mama, la radiación se administra como una dosis única directamente en la zona donde solía estar el cáncer.

Dos grandes estudios indican que la terapia de radiación intraoperatoria ofrece casi el mismo índice de supervivencia general que la terapia de radiación tradicional de haz externo en toda la mama para ciertas mujeres con diagnóstico de cáncer de mama en etapa temprana. Aun así, las mujeres que habían recibido terapia de radiación intraoperatoria tenían índices más altos de recurrencia local (el hecho de que el cáncer vuelva a aparecer en la misma mama) que las mujeres que habían recibido terapia de radiación de haz externo de toda la mama.

La terapia de radiación y una alternativa a la terapia de radiación tradicional de haz externo en toda la mama dirige la radiación a todo el seno o al área del seno donde solía estar el cáncer. La fuente de radiación está fuera de la mama, por tal motivo se lo denomina de haz externo».

Un estudio, “Risk-adapted targeted intraoperative radiotherapy versus whole-breast radiotherapy for breast cancer: 5-year results for local control and overall survival from the TARGIT-A randomized trial” (Terapia de radiación intraoperatoria dirigida al riesgo adaptado en comparación con la terapia de radiación en toda la mama para el cáncer de mama: Resultados de 5 años para el control local y la supervivencia general del ensayo aleatorio TARGIT-A), (en inglés) fue publicado en línea por The Lancet el 11 de noviembre de 2013 y el otro estudio, “Intraoperative radiotherapy versus external radiotherapy for early breast cancer (ELIOT): randomised controlled equivalence trial” (La terapia de radiación intraoperatoria comparada con la terapia de radiación externa para el cáncer de mama inicial (ELIOT, por su sigla en inglés): ensayo controlado de equivalencia aleatorizado), (en inglés) fue publicado en línea por The Lancet Oncology el 11 de noviembre de 2013.

En el estudio de TARGIT-A, más de 3400 mujeres de 45 años o más con diagnóstico de cáncer de mama en etapa temprana fueron sometidas a una lumpectomía para extirpar el cáncer. Las mujeres fueron asignadas al azar para tener su terapia de radiación intraoperatoria o la terapia de radiación tradicional de haz externo en toda la mama:

  • 1721 mujeres recibieron la terapia de radiación intraoperatoria; el 15,2 % de estas mujeres tenían que recibir la terapia de radiación de haz externo en toda la mama adicional después de la cirugía debido a que su informe patológico mostró que el cáncer tiene características más avanzadas de lo que se pensaba
  • 1730 mujeres recibieron la terapia de radiación de haz externo en toda la mama

Aproximadamente la mitad de las mujeres que recibieron terapia de radiación intraoperatoria recibió la radiación al mismo tiempo que la lumpectomía. La otra mitad recibió terapia de radiación intraoperatoria después de la lumpectomía. Para ello, el cirujano volvió a abrir la incisión.

Muchos estudios han demostrado la eficacia a corto y largo plazo de la terapia de radiación tradicional. Algunas de las desventajas de la terapia de radiación tradicional son las visitas diarias al hospital o al centro de tratamiento para el cáncer para atenderse, en general, 5 días por semana, durante 4 o 6 semanas. Mantener este horario puede ser difícil para algunas mujeres. La terapia de radiación tradicional también puede exponer tejidos sanos, como el corazón y los pulmones, a más radiación.

Después de 5 años de seguimiento, los investigadores encontraron que ambas técnicas de radiación tenían aproximadamente los mismos índices de supervivencia del cáncer de mama:

  • el 97,4 % para la terapia de radiación intraoperatoria
  • el 98,1 % para la terapia de radiación de haz externo de toda la mama

Las mujeres que recibieron terapia de radiación intraoperatoria eran más propensas a una reincidencia del cáncer de mama en la misma mama que las mujeres que recibieron terapia de radiación externa en toda la mama. Las mujeres que recibieron terapia de radiación intraoperatoria tuvieron menos efectos secundarios en la piel que las mujeres que recibían terapia de radiación de haz externo a toda la mama.

Los investigadores del estudio TARGIT-A creen que la administración de la terapia de radiación intraoperatoria al mismo tiempo que la lumpectomía es una buena opción para ciertas mujeres con diagnóstico de cáncer de mama en etapa temprana. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar qué mujeres pueden recibir terapia de radiación intraoperatoria de forma segura. Además, este estudio solo tuvo datos de 5 años de seguimiento. Obtener información de seguimiento durante más tiempo también ayudará a los médicos a decidir quién puede obtener con seguridad la terapia de radiación intraoperatoria.

En el estudio ELIOT, que era más pequeño que el TARGIT-A, 1305 mujeres de 48 a 75 años con diagnóstico de cáncer de mama en etapa temprana que no era mayor que 2,5 cm fueron asignadas aleatoriamente para recibir terapia de radiación externa de toda la mama o terapia de radiación intraoperatoria durante la lumpectomía:

  • 654 mujeres recibieron la terapia de radiación de haz externo en toda la mama
  • 651 mujeres recibieron terapia de radiación intraoperatoria

Después de 6 años de seguimiento, los investigadores encontraron resultados similares a los resultados de TARGIT-A. Ambos grupos tenían aproximadamente los mismos índices de supervivencia del cáncer de mama:

  • el 96,8 % en el grupo de terapia de radiación intraoperatoria
  • el 96,9 % en el grupo de terapia de radiación de haz externo en toda la mama

Las mujeres que recibieron terapia de radiación intraoperatoria tuvieron menos efectos secundarios en la piel que las mujeres que recibieron terapia de radiación de haz externo a toda la mama.

El estudio ELIOT también encontró que las mujeres que recibieron terapia de radiación intraoperatoria tenían índices más altos de recurrencia en la misma mama. Los investigadores en el estudio ELIOT no explicaron por qué este índice fue mayor en un grupo que el otro.

Si bien estos dos estudios sugieren que la supervivencia global es similar en el corto plazo para la terapia de radiación intraoperatoria y la de haz externo de toda la mama, quedan ciertas preocupaciones. Los estudios plantean serias dudas sobre la eficacia de la terapia de radiación intraoperatoria para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer en la misma mama.

Se necesita más investigación para que los médicos sepan exactamente quién puede obtener con seguridad la terapia de radiación intraoperatoria antes de que poder recomendarla con confianza.

Los médicos están estudiando otras alternativas a la terapia de radiación de haz externo tradicional que ofrecen terapia más enfocada en un período más corto de tiempo que las ya aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos para para tratar el cáncer de mama, como las siguientes:

  • dos tipos de terapia de radiación interna (braquiterapia)
    • radiación interna con varios catéteres:
    • radiación interna con globo (conocida como MammoSite)
  • Radiación de haz externo conformada tridimensional (3D).

Puede conocer más sobre las opciones de terapia de radiación en la sección Radioterapia de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio