Detectan cáncer en más del 2 % de las mujeres con alto riesgo que se someten a una extirpación preventiva de ovarios

Según los resultados de un estudio, el 2,6 % de las mujeres con un alto riesgo de padecer cáncer de ovario a causa de la genética o de los antecedentes familiares a quienes se les extirparon los ovarios y las trompas de Falopio (procedimiento denominado “ovariosalpingectomía”) de manera preventiva padecían cáncer que fue detectado durante la cirugía de extirpación de ovarios.

Esta investigación se publicó en la edición del 10 de octubre de 2014 de la revista científica Journal of Clinical Oncology. Lee el resumen de “Pathologic Findings at Risk-Reducing Salpingo-Oophorectomy: Primary Results From Gynecologic Oncology Group Trial GOG-0199” (Hallazgos patológicos en la ovariosalpingectomía para reducir el riesgo: resultados principales del estudio GOG-0199 del Grupo de Oncología Ginecológica) (en inglés).

Todas las personas tienen genes BRCA1 (gen de cáncer de mama 1) y BRCA2 (gen de cáncer de mama 2). La función de los genes BRCA es reparar el daño celular y mantener el crecimiento regular de las células mamarias. Sin embargo, cuando estos genes presentan anomalías o mutaciones que se heredan de generación en generación, los genes no funcionan normalmente, y aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario o cáncer de mama. Los genes BRCA1 y BRCA2 con anomalías pueden representar hasta el 10 % de todos los casos de cáncer de mama.

Las mujeres con una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2:

  • presentan un riesgo permanente de hasta el 85 % de padecer cáncer de mama
  • Presentan un riesgo de por vida mucho más alto que el promedio de padecer cáncer de ovario; las estimaciones varían entre un 15 % y un 60 %.

Las mujeres que saben que tienen genes BRCA1 o BRCA2 con anomalías pueden tomar medidas para reducir el riesgo. La extirpación de las mamas y de los ovarios sanos, denominada “cirugía preventiva” (“preventiva” significa “protectora”), es una opción de reducción del riesgo muy drástica e irreversible que eligen algunas mujeres con anomalías en el gen BRCA1 o BRCA2.

En este estudio, los investigadores deseaban comprender mejor cuáles son las mujeres a las que les resulta más beneficiosa la extirpación preventiva de los ovarios y las trompas de Falopio.

Los investigadores analizaron la historia clínica de 966 mujeres de 30 años o más con alto riesgo de padecer cáncer de ovario que se habían sometido a una cirugía preventiva para extirparse los ovarios y las trompas de Falopio. Ninguna de las mujeres tenía síntomas de cáncer de mama o de cáncer de ovario.

Antes de la cirugía preventiva, todas las mujeres también se sometieron a la prueba sérica del antígeno del cáncer 125 (CA-125) y a una ecografía transvaginal.

En la prueba del CA-125, se mide la cantidad de CA-125 en la sangre de una persona. El CA-125 es una proteína que se encuentra en mayores concentraciones en las células de cáncer, en particular, en las células de cáncer de ovario.

La ecografía transvaginal es un estudio que se utiliza para obtener imágenes de los ovarios.

Todas las mujeres formaban parte del estudio 0199 del Grupo de Oncología Ginecológica (GOG), también denominado “National Ovarian Cancer Prevention and Early Detection Study” (Estudio nacional de prevención y detección temprana del cáncer de ovario).

Más de la mitad de las mujeres tenían una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2:

  • El 33 % presentaba una anomalía en el gen BRCA1.
  • El 24 % presentaba una anomalía en el gen BRCA2.
  • El 0,2 % presentaba una anomalía en el gen BRCA1 y en el gen BRCA2.
  • El 42 % no presentaba ninguna anomalía en ningún gen BRCA.

En general, se detectaron casos de cáncer oculto en 25 mujeres (2,6 %) durante la cirugía preventiva. Los médicos denominan “ocultos” a los tipos de cáncer que se detectan por casualidad durante otro procedimiento. Entre estos casos de cáncer ocultos:

  • Once eran casos de cáncer de ovario.
  • Nueve eran casos de cáncer de trompas de Falopio.
  • Cinco eran casos de cáncer del revestimiento de la cavidad abdominal.

Las mujeres que padecían un cáncer oculto incluían lo siguiente:

  • El 4,6 % de las mujeres tenían una anomalía en el gen BRCA1.
  • El 3,5 % de las mujeres tenían una anomalía en el gen BRCA2.
  • El 0,5 % de las mujeres no tenían ninguna anomalía en ningún gen BRCA.

Después de analizar los resultados, los investigadores descubrieron que algunos factores estaban relacionados con un mayor riesgo de detectar casos de cáncer durante la extirpación preventiva de los ovarios y las trompas de Falopio, incluido lo siguiente:

  • ser posmenopáusica
  • presentar una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2
  • obtener resultados anormales en la prueba del CA-125
  • obtener resultados anormales en una ecografía transvaginal

No se detectaron casos de cáncer oculto en las mujeres que no tenían anomalías en los genes BRCA y que obtuvieron resultados normales en las pruebas del CA-125 y en las ecografías transvaginales. Esto sugiere que estas mujeres no obtendrían tantos beneficios de una extirpación preventiva de los ovarios y las trompas de Falopio como las mujeres con anomalías en un gen BRCA o con resultados anormales en las pruebas del CA-125 y en las ecografías transvaginales.

Si sabes que tienes alguna anomalía genética vinculada al cáncer de mama, es posible que estés considerando tomar medidas para mantener el riesgo de padecer cáncer de ovario y cáncer de mama lo más bajo posible. Puedes tomar muchas decisiones relacionadas con el estilo de vida, como las siguientes:

  • mantener un peso saludable
  • hacer ejercicio con regularidad
  • limitar el consumo de alcohol
  • ingerir alimentos nutritivos
  • no fumar nunca

También es posible que estés considerando una extirpación preventiva de los ovarios y las trompas de Falopio. Si bien esta cirugía puede reducir considerablemente el riesgo de padecer cáncer de ovario, además de reducir el riesgo de cáncer de mama cuando se la realiza antes de la menopausia, constituye una decisión importante que puede tener un efecto profundo en tu vida. La pérdida repentina de estrógeno puede causar una variedad de efectos secundarios, como bochornos, depresión, dificultad para dormir y disminución del deseo sexual. La pérdida de estrógeno puede afectar la salud ósea y cardíaca. La extirpación de los ovarios también te quita la capacidad de concebir.

Independientemente de que incluya la extirpación preventiva de los ovarios, existen muchos otros factores que se deben tener en cuenta al decidir sobre una estrategia de reducción del riesgo. Tómate el tiempo que necesites para hablar con tu médico y tus familiares sobre las distintas alternativas para disminuir el riesgo.

Para obtener más información sobre los genes BRCA1 y BRCA2, así como sobre las medidas que puedes tomar para disminuir el riesgo si padeces una anomalía en uno de estos genes o en ambos, visita la página Factores de riesgo de cáncer de mama: Genética en la sección Disminuye los riesgos de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio