Más pruebas de que la lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama negativo para receptores de hormonas en mujeres de raza negra

Los resultados de un estudio importante ponen de relieve investigaciones anteriores e indican enfáticamente que las mujeres de raza negra que amamantan tienen un menor riesgo de padecer cáncer de mama triple negativo y negativo para receptores de hormonas.

La investigación se publicó en la edición de octubre de 2014 del Boletín del Instituto Nacional del Cáncer. Lee el resumen de “Parity, Lactation, and Breast Cancer Subtypes in African American Women: Results from the AMBER Consortium” (Cantidad de partos, lactancia y subtipos de cáncer de mama en mujeres afroamericanas: resultados del AMBER Consortium) (en inglés).

Las mujeres de raza negra tienen muchas más probabilidades de recibir un diagnóstico de cáncer de mama triple negativo en comparación con las mujeres de raza blanca.

El cáncer de mama triple negativo es:

  • receptor de estrógeno negativo
  • receptor de progesterona negativo
  • negativo para HER2

El cáncer de mama triple negativo puede ser más agresivo, más difícil de tratar y más recurrente que el cáncer de mama positivo para receptores de hormonas o para HER2. El cáncer de mama triple negativo no suele responder a los medicamentos de hormonoterapia o de terapia dirigida para la enfermedad positiva para HER2.

Otros estudios también indicaron que el riesgo de padecer cáncer de mama es más bajo entre las mujeres que amamantaron a uno o más bebés. Sin embargo, no muchas investigaciones analizaron los vínculos entre la lactancia y un menor riesgo de padecer tipos específicos de cáncer de mama en determinadas mujeres.

El AMBER Consortium combina cuatros de los principales estudios sobre mujeres de raza negra y cáncer de mama de los Estados Unidos, e incluye a más de 10.000 mujeres y analiza los factores de riesgo genéticos, biológicos, reproductivos y conductuales del cáncer de mama.

En este estudio, los investigadores combinaron datos de cuatro estudios que incluían a más de 17.000 mujeres de raza negra. En cada estudio, las mujeres completaron cuestionarios en los que se les preguntaba sobre diagnósticos de cáncer de mama y las características del cáncer y el diagnóstico, así como sobre la cantidad de hijos que tenían y sus antecedentes de lactancia.

Las mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer de mama se clasificaron en tres grupos:

  • positivo para receptores de estrógeno (2.446 mujeres)
  • negativo para receptores de estrógeno (1.252 mujeres)
  • triple negativo (567 mujeres)

Estas mujeres se compararon con más de 14.000 mujeres de raza negra que no habían sido diagnosticadas con cáncer de mama.

Los investigadores observaron que, en comparación con las mujeres de raza negra que nunca habían dado a luz, las mujeres afroamericanas que sí lo habían hecho tenían un mayor riesgo de padecer determinados tipos de cáncer de mama, específicamente:

  • un riesgo 33 % más alto de cáncer de mama negativo para receptores de estrógeno
  • un riesgo 37 % más alto de padecer cáncer de mama triple negativo

La lactancia redujo el riesgo de padecer cáncer de mama negativo para receptores de estrógeno, pero no de padecer cáncer de mama positivo para receptores de estrógeno.

El riesgo de padecer cáncer de mama negativo para receptores de estrógeno subió con cada hijo que tenía una mujer afroamericana que no amamantaba.

En el artículo, los investigadores sostuvieron que los resultados pueden contribuir a explicar el motivo por el cual las mujeres de raza negra, quienes en general tienen más hijos pero tasas de lactancia más bajas que las mujeres de raza blanca, suelen ser diagnosticadas con cáncer de mama negativo para receptores de estrógeno.

Si la lactancia es una opción para ti, es aconsejable que la consideres. Además de que posiblemente disminuya tu riesgo de padecer cáncer de mama, la lactancia le proporciona anticuerpos a tu bebé a través la leche materna, los cuales pueden protegerlo de infecciones virales y bacterianas. Sin embargo, estas son decisiones muy personales que se ven afectadas por muchos factores además del riesgo de padecer cáncer de mama y de tu capacidad para amamantar.

La elección de amamantar es una decisión personal. Para algunas mujeres, puede ser más práctico alimentar al bebé con biberón. Sin embargo, si eres afroamericana y estás considerando la posibilidad de amamantar, es aconsejable que hables con tu médico sobre este estudio. Tu médico o alguna persona del consultorio de tu médico puede proporcionarte mucha más información sobre la lactancia y sus beneficios, y derivarte a un especialista en lactancia si tienes problemas.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio