Más mujeres de Estados Unidos optan por una mastectomía en lugar de una lumpectomía para abordar la enfermedad en etapa temprana

Muchos estudios realizados durante la década de los setenta demostraron que la lumpectomía y la radiación como tratamiento para las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama en etapa temprana ofrecían los mismos índices de supervivencia que la mastectomía. Sobre la base de estos estudios, los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos publicaron una declaración en 1990 que señalaba que para tratar el cáncer de mama en etapa temprana se prefería la lumpectomía más radiación, en vez de la mastectomía.

Aun así, algunas mujeres a quienes se les diagnosticó cáncer de mama en etapa temprana en una de las mamas optan por la extirpación de esa mama y de la sana. La extirpación de la mama sana se denomina “mastectomía preventiva contralateral”. Por lo tanto, si bien el cáncer afecta una sola mama, la mujer se somete a una mastectomía doble.

Por lo general, la mama sana se extirpa debido al miedo razonable de que pudiera aparecer un segundo cáncer de mama.

Estudios anteriores sugieren que cada vez más mujeres a quienes se les diagnostica cáncer de mama en etapa temprana en una de las mamas, en particular las mujeres jóvenes, optan por la extirpación de la mama afectada por el cáncer y de la sana.

La mayoría de estas investigaciones anteriores analizaban las tendencias regionales. En este estudio, los investigadores analizaron información de todo Estados Unidos para determinar si el cambio a la mastectomía o la mastectomía doble en lugar de la lumpectomía para las mujeres diagnosticadas con la enfermedad en etapa temprana se daba en todo el país.

Los investigadores determinaron que, en los últimos 10 años, más mujeres estadounidenses diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana que reunían los requisitos para una lumpectomía optaban por la mastectomía o la mastectomía doble seguida de la reconstrucción.

El estudio se publicó en línea el 19 de noviembre de 2014 en JAMA Surgery. Lee “Nationwide Trends in Mastectomy for Early-Stage Breast Cancer” (Las tendencias de todo el país con respecto a la mastectomía para el cáncer de mama en etapa temprana) (en inglés).

Los investigadores analizaron las historias clínicas de más de 1.200.000 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana en una mama y tratadas en centros de todo Estados Unidos desde 1998 hasta 2011. Las historias clínicas forman parte de la Base de Datos Nacional del Cáncer, una base de datos nacional creada por la Sociedad Americana contra el Cáncer y la Comisión de Cáncer del Colegio Americano de Cirujanos.

Los investigadores determinaron lo siguiente:

  • El 35,5 % de las mujeres se sometieron a una mastectomía.
  • El 64,5 % de las mujeres se sometieron a una lumpectomía.

Entre las mujeres que se sometieron a una mastectomía:

  • El 45 % se sometió a una mastectomía total (se extirpa toda la mama, pero no se extirpan los músculos que están debajo de la mama y, generalmente, tampoco los ganglios linfáticos).
  • El 34,7 % se sometió a una mastectomía radical modificada (se extirpa toda la mama y los ganglios linfáticos de la axila, pero no se extirpan los músculos que están debajo de la mama).
  • El 19,5 % se sometió a una mastectomía doble.
  • El 0,8 % se sometió a una mastectomía radical (se extirpa toda la mama, los ganglios linfáticos de la axila y los músculos de la pared torácica).

En comparación con las mujeres que se sometieron a una lumpectomía, las mujeres que se sometieron a una mastectomía tenían más probabilidades de reunir las siguientes características:

  • Ser jóvenes.
  • Ser de raza blanca.
  • Tener otros problemas de salud.
  • No tener seguro.
  • Vivir en el sur.
  • Tener un menor nivel educativo.
  • Recibir un diagnóstico de cáncer invasivo en lugar de CDIS.
  • Tener ganglios linfáticos positivos.

El porcentaje de las mujeres que reunían los requisitos para someterse a una lumpectomía pero optaban por una mastectomía aumentó del 34,2 % en 1998 al 37,8 % en 2001.

Para las mujeres que se sometieron a una mastectomía, las tasas de reconstrucción aumentaron del 11,6 % en 1998 al 36,4 % en 2011.

Los índices de mastectomía doble aumentaron del 1,9 % en 1998 al 11,2 % en 2011.

El aumento en los índices de mastectomía fue mayor en los siguientes grupos:

  • mujeres jóvenes con diagnóstico de CDIS
  • mujeres con diagnóstico de tumores más pequeños
  • mujeres con ganglios linfáticos negativos

Estas características del cáncer (no invasivo, más pequeño y sin presencia en los ganglios linfáticos) indican que es menos probable que el cáncer haga metástasis o reaparezca (recurrencia). Por lo tanto, los investigadores creen que muchos otros factores además del control del cáncer influyen en las decisiones de cirugía de las mujeres (en especial, de las mujeres jóvenes).

El National Accreditation Program for Breast Centers (Programa de acreditación nacional para centros mamarios) exige que se ofrezca la reconstrucción a todas las mujeres que se someten a una mastectomía. Asimismo, la Ley de Derechos sobre la Salud y el Cáncer de la Mujer de los Estados Unidos, aprobada en 1998, exige que el seguro cubra la reconstrucción después de la mastectomía.

Los investigadores no sabían cuántas mujeres del estudio tenían una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2. Tener una anomalía en uno de estos genes aumenta considerablemente el riesgo promedio de una mujer de padecer cáncer de mama y de ovario, y puede influir en su decisión de someterse a una mastectomía o a una mastectomía doble en lugar de una lumpectomía. Los investigadores tampoco sabían cuántas mujeres tenían muchos antecedentes familiares de cáncer de mama, lo que también influiría en la decisión de cirugía de la mujer.

Las mujeres que no presentan ninguno de estos factores que aumentan el riesgo tienen muy pocas probabilidades de padecer un segundo cáncer en la mama sana. (Su riesgo es del 1 %, o menos, por año).

A algunos médicos les preocupa el hecho de que demasiadas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana en una mama deciden someterse a una mastectomía o a una mastectomía doble porque sobrestiman el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. La mastectomía y la mastectomía doble son operaciones más importantes que la lumpectomía. La recuperación puede ser más difícil, y existe un riesgo más alto de que aparezcan complicaciones.

Si te diagnosticaron cáncer de mama en etapa temprana en una mama, pregúntale a tu médico sobre TODAS las opciones de tratamiento y de reducción de riesgos para tu caso. La mastectomía y la mastectomía doble son medidas drásticas. Si bien uno de estos procedimientos quirúrgicos podría ser el indicado en tu caso, tómate el tiempo que necesites para considerar cuidadosamente tu decisión. Consulta a tu médico para asegurarte de que las decisiones que tomes se basen en el riesgo real. Pregúntale a tu médico la manera en que los detalles del cáncer incluidos en tu informe patológico podrían afectar tu riesgo en el futuro. Juntos, tú y tu médico pueden tomar las decisiones más adecuadas para ti y tu situación particular.

Para obtener más información sobre los tipos de cirugía para extirpar el cáncer de mama, visita la sección Cirugía de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio