Un estudio confirma que no existe relación entre el uso de sostén y el riesgo de padecer cáncer de mama

En las historias que se cuentan en los medios y en las publicaciones de Internet, se dice que utilizar sostén, en especial un sostén con aros, puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. El problema es que los sostenes bloquean el drenaje de linfa desde la parte inferior de la mama. En consecuencia, la linfa no puede volver al cuerpo y las toxinas se acumulan en la mama.

No hay pruebas que respalden esta aseveración, y un nuevo estudio confirma que usar sostén no causa cáncer de mama ni aumenta el riesgo de padecerlo.

La investigación se publicó en la edición en línea del 5 de septiembre de 2014 de Cancer Epidemiology Biomarkers & Prevention. Lee “Bra Wearing Not Association with Breast Cancer Risk: A Population-Based Case-Control Study” (El uso de sostén no está relacionado con el riesgo de padecer cáncer de mama: estudio de control de casos basado en la población) (en inglés).

En el estudio, los investigadores observaron los hábitos de uso de sostén y los factores de riesgo del cáncer de mama (peso, antecedentes familiares de cáncer de mama) de tres grupos de mujeres en el área de Seattle:

  • 454 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama ductal invasivo
  • 590 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama lobular invasivo
  • 469 mujeres que no habían sido diagnosticadas con cáncer de mama

Todas las mujeres tenían entre 55 y 74 años. Las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama recibieron el diagnóstico entre 2000 y 2004.

Los investigadores determinaron que, en comparación con las mujeres a quienes no se les había diagnosticado cáncer de mama, las mujeres que habían sido diagnosticadas con la enfermedad tenían mayor probabilidad de lo siguiente:

  • Recibir terapia de reemplazo hormonal.
  • Tener antecedentes familiares directos de cáncer de mama (madre, hermana, hija).
  • No tener hijos.

Los investigadores hicieron hincapié en que nada vinculado con el uso de sostén, incluido lo siguiente, estaba relacionado con el riesgo de cáncer de mama:

  • la medida de la taza
  • la cantidad promedio de horas por día de uso de sostén
  • el uso de un sostén con aros
  • la edad a la que las mujeres comenzaron a usar sostén con regularidad

“En nuestro estudio, no se hallaron pruebas de que el uso de sostén aumente el riesgo de una mujer de padecer cáncer de mama”, sostuvo Lu Chen, investigador de Ciencias de la Salud Pública del Fred Hutchinson Cancer Research Center. “El riesgo fue similar, independientemente de la cantidad de horas por día que las mujeres utilizaban sostén, de si el sostén tenía aros y de la edad a la que comenzaron a usar sostén”.

Este estudio es muy tranquilizador y confirma otra investigación que demuestra que no existe una relación entre el uso de sostén y el cáncer de mama. Este mito probablemente sigue circulando debido a que el sobrepeso sí aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, y las mujeres con sobrepeso tienen más probabilidades de tener mamas más grandes y de usar sostén. Es probable que las mujeres que no usan sostén tengan un peso saludable.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio